Curiosidades sobre el olfato que te interesan conocer

Todos los aficionados al vino saben que el olfato es tan importante como el gusto para apreciar y entender bien...

Vilma Delgado

Compártelo

Leído › 8546 veces

cata olfato

Todos los aficionados al vino saben que el olfato es tan importante como el gusto para apreciar y entender bien el vino. Este sentido siempre está activo. Nos acompaña con su poder evocador y sin él, es muy complicado saborear, ya que forma un matrimonio indisoluble con el gusto.

Te contamos algunas curiosidades sobre el olfato que puede que no conozcas para sorprenderte con datos sobre este sentido aliado de tus experiencias gastronómicas. 

Un sentido desaprovechado 

Los seres humanos somos capaces de detectar más de 1 millón de olores diferentes. Sin embargo, solo usamos una pequeña fracción de estos olores en nuestra vida diaria. 

La capacidad de olfatear de los humanos es mucho más débil que la de otros animales, como los perros o los murciélagos. Estos animales tienen una parte del cerebro dedicada exclusivamente al olfato, mientras que en los humanos esta función se comparte con otras áreas cerebrales.

Olfato y vino

olfato vino

El olfato es un sentido crucial para disfrutar del vino, ya que el aroma es una parte importante de su sabor y complexión. Estos son algunos de los datos curiosos del sentido del olfato y el vino.

El vino tinto contiene más de 1000 compuestos volátiles diferentes que contribuyen a su aroma. Incluyen ácidos orgánicos, esteroides, ésteres, aldehídos y muchos otros. 

La nariz es el órgano principal que se utiliza para olfatear el vino. Sin embargo, también se involucran otras partes del sistema olfativo, como la boca y la garganta.

El olfato también juega un papel importante en la degustación del vino. Cuando se bebe, el aire entra en contacto con los aromas en boca y se inhala por la nariz, lo que permite que el cerebro perciba el sabor completo del vino.

Un nariz en enología es un experto en la identificación y descripción de los aromas del vino. Se encarga de catar y evaluar el vino para determinar su calidad y características únicas. Para ser un nariz en enología, se requiere una gran habilidad olfativa y un conocimiento profundo del vino. Los narices trabajan en bodegas, tiendas de vinos o como consultores independientes. 

Atrae recuerdos

La memoria olfativa es muy poderosa, tanto que un simple olor puede desbloquear recuerdos y provocar sentimientos asociados a vivencias pasadas. Por eso, un perfume te recuerda a una persona concreta o el olor de un guiso puede llevarte hasta tu infancia. 

El olfato es el único sentido que está directamente conectado al sistema límbico del cerebro, responsable de las emociones y la memoria emocional. 

La neurociencia ha explicado cómo es posible que los seres humanos tengamos esta capacidad. La memoria olfativa es la más primaria y su magia comienza en los bulbos olfatorios. Estas estructuras se sitúan en el cráneo, por encima de las fosas nasales, y son las encargadas de captar las informaciones olfativas que luego serán procesadas por distintas partes del cerebro.  

En la amígdala, el olor se relaciona con una o varias emociones, mientras que el hipocampo es el responsable de asociar cada aroma con un recuerdo preexistente. Por eso, una de las curiosidades del olfato más llamativa es que es el sentido con más memoria.

El olfato vende

El marketing ha aprovechado la conexión entre el sentido del olfato y las emociones para desarrollar estrategias de venta. El denominado marketing olfativo crea aromas “de marca” para consolidar la imagen corporativa de diferentes tipos de empresas. 

Una interesante campaña de marketing olfativo la protagonizó la comunidad autónoma de La Rioja. El objetivo era incentivar el turismo hacia la zona y se escogió la Comunidad de Madrid. La campaña se desarrolló en el metro madrileño. Los usuarios podían, mediante dispensadores, oler diferentes aromas relacionados con el producto estrella de La Rioja: el vino. Así se despertaba el deseo de visitar La Rioja mediante el sentido del olfato. 

Evoluciona a lo largo de la vida

La capacidad de olfatear de una persona cambia a lo largo de su vida. Por ejemplo, durante el embarazo, muchas mujeres experimentan un aumento en su capacidad de olfatear debido a cambios hormonales en el cuerpo. 

Por otro lado, la edad y ciertas enfermedades, como el Alzheimer, pueden afectar negativamente la capacidad de olfato.

CSI olfato

Una de las curiosidades sobre el sentido del olfato más llamativas es que el olor de una persona puede ser utilizado para identificarla, incluso después de su muerte. Esto se debe a que cada persona tiene un olor único que es determinado por una combinación de factores genéticos y ambientales.

Aunque el olor de una persona puede cambiar ligeramente a lo largo de su vida, la esencia sigue siendo la misma. Por esta razón, el olor de una persona puede ser utilizado como una forma de identificación forense en casos en los que otras formas de identificación no son posibles, como en casos de cadáveres desfigurados o quemados.

 

El olfato es un sentido fascinante y complejo que juega un papel importante en nuestra vida cotidiana. Con estas curiosidades sobre el olfato ya conoces algo más sobre uno de tus sentidos más enológicos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8546 veces