Todo sobre el vino de pitarra: qué es y cuáles son sus características

El pitarra blanco, rosado o tinto, se presenta como un vino con potente aromas a notas frutales. Su suavidad en...

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 18572 veces

El pitarra blanco, rosado o tinto, se presenta como un vino con potente aromas a notas frutales. Su suavidad en boca, contrasta con su intensidad y frescura, que hacen de este vino una elección cautivadora para aquellos que buscan una alternativa totalmente diferente.

Estamos bastante seguros que tras leer el título de este post te estarás preguntando "¿y eso de pitarra, qué es?" Bueno, pues para resolver esta y otras dudas, solo tienes que seguir adelante con la lectura que te traemos hoy.

El vino de pitarra es todo un clásico de la enología española. Sin embargo, su existencia pasa desapercibida para la mayoría de los consumidores, porque su elaboración y distribución es muy escasa, corre a cargo de pequeñas bodegas familiares. Esa exclusividad constituye, precisamente, uno de sus principales encantos.

Qué es la pitarra y su origen

Desde luego, no podríamos hablar de este vino sin preguntarnos más sobre la pitarra y lo que es. Con esta curiosa palabra se designaba antiguamente a las pequeñas tinajas de barro. Hoy en día, es así como se conoce a los vinos de elaboración casera en Extremadura. 

A la vista de lo anterior, es fácil entender que el vino de pitarra es aquel que se fermenta en las tinajas del mismo nombre. Esta práctica es típica de Extremadura (aunque también se da en Toledo, Córdoba y Ávila) y se asocia con la elaboración vinícola artesanal a pequeña escala.

La tina utilizada como recipiente de estos vinos es relativamente pequeña y dispone de una abertura. Una vez que el mosto ha fermentado en ellas (tras 12-20 días), se vierte en otra tinaja para su prensado.

¿Cuál es el origen del vino de pitarra?

Una vez aclarado lo que es el vino de pitarra, merece la pena detenernos en analizar su origen milenario. ¿Sabías que estos vinos llevan elaborándose desde la época prerromana? 

Se considera que fueron las civilizaciones celtas y turdetanas quienes inventaron el vino de pitarra. Esta innegable trascendencia histórica le ha valido la obtención de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) pudiendo comercializarse como Vino de la Tierra (VT) Extremadura.

Características del vino de pitarra

Vino pitarra de Extremadura: tradición en estado puro

La elaboración artesanal está íntimamente ligada al vino de pitarra. No en vano, esta bebida sigue respetando las prácticas milenarias que le son propias, lo que le confiere una personalidad inconfundible. A fin de cuentas, se trata de vinos que apenas emplean productos químicos.

A la hora de definir qué es pitarra, ya pudimos ver que estos vinos siempre se identifican con lo casero o familiar. Ciertamente, su elaboración está en manos de pequeñas bodegas, lo que los aleja de la producción industrial.

¿Con qué uvas se elabora el vino de pitarra?

  • El vino de pitarra blanco (el más habitual) se elabora con uvas blancas pertenecientes a las variedades alarijes, borba y pedro ximénez. También es posible encontrar otros fabricados con pardina, cayetana y macabeo.
  • El vino de pitarra tinto se prepara con uvas tintas de las variedades bobal, garnacha y cencibel (tempranillo).
  • El pitarra rosado se crea combinando las variedades blancas y tintas que acabamos de mencionar. Aunque también puede hacerse retirando las pieles durante la fase de fermentación.

A lo anterior debemos añadir que las nuevas generaciones de bodegueros han decidido modernizar el vino pitarra de Extremadura sumando nuevas variedades a su elaboración. Tal es el caso de las uvas chardonnay (para los blancos) o cabernet sauvignon (para los tintos).

Notas de cata

Debemos tener en cuenta que, al ser un vino 100 % artesanal, no hay dos pitarras iguales. Ciertamente, su sabor y aroma dependerán tanto de la cosecha como de la bodega que lo elabore. No obstante, cabe sintetizar sus características de manera sucinta:

  • Graduación alcohólica superior al promedio.
  • Aroma intenso con notas frutales.
  • Sabor potente, pero agradable y suave al paladar.
  • Sus características nos recuerdan mucho al talha: un vino luso del Alentejo.
Botella de Vino de Pitarra IGP Vino de Extremadura
Botella de Vino de Pitarra con IGP Extremadura (Vino de la Tierra de Extremadura)

Cuáles son las ventajas de la pitarra para el vino

En el mundo de la enología, cada detalle cuenta. Es por ello que el hecho de utilizar una pitarra para el vino marca decisivamente los rasgos distintivos de este. Así, a diferencia de los vinos conservados y criados en barrica de roble, la tinaja de barro potencia los siguientes aspectos:

  • Reduce la astringencia, el carácter vegetal y el amargor del vino.
  • Estimula la frescura, el carácter frutal, la untuosidad y la persistencia del vino.

El barro con el que están fabricadas la pitarra del vino permite oxigenarlo sin mermar su sabor frutal. Por consiguiente, este método se revela ideal cuando se trata de elaborar vinos que conserven intactos los aromas y sabores propios de la uva.

No podemos olvidar que, actualmente, la inmensa mayoría de vinos emplean la barrica de roble para su conservación y crianza. En consecuencia, la pitarra para el vino se ha convertido en algo minoritario, lo que le da un toque diferenciador cada vez más valorado por los amantes de la enología. 

Ahora ya sabes qué responder cuando alguien te pregunte, "¿y eso de pitarra qué es?". Además de una palabra bastante singular, acabas de descubrir un icónico vino extremeño que conquistará tu paladar desde el primer sorbo. ¡Dos por uno!

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 18572 veces