121.763 Seguidores !

Claves para descubrir la edad de un vino por su color

Jueves 14 de Julio de 2016

Leído › 33434 Veces

Tanto tintos, rosados como blancos ofrecen una pista visual única que nos indica la edad de un vino. Aprende a mirar el color del vino con estos consejos útiles

La edad del vino es un dato que podemos conocer con tan sólo mirar el vino en la copa.

El oscurecimiento en los vinos puede deberse principalmente a dos factores, un mal almacenamiento del vino o a la crianza del vino en madera. En el primer caso, el estacionamiento en bodega del vino a temperaturas más altas de las convenientes o con excesiva luz, pueden producir un oscurecimiento del vino, ofreciendo un color terroso y apagado donde, probablemente el vino se encuentre avinagrado.

En el caso de crianza en barrica durante más de 6 meses, el contacto con la madera puede oscurecer el vino a tonos castaños en tintos y ámbar en blancos. Un vino blanco envejecido correctamente en depósito y posteriormente en botella, evolucionará a tonos amarillo dorado o amarillo oro.

Sin embargo, defectos al margen, la clave para determinar la edad del vino está en el color amarillo. La vista ha de buscar el amarillo, que es el indicio de edad.

Todos los vinos, blancos, rosados y tintos, tienen tanino que, al envejecer pasa de incoloro a amarillo y llega hasta dorado; es la clave para determinar la edad del vino con la vista.

Todos los vinos tienen una base incolora y otra amarilla. La incolora al paso del tiempo tiende a amarilla y la amarilla a dorada.

Ahora bien, el matiz amarillo en los blancos es muy fácil percibirlo visualmente, sin embargo en tintos que presentan el color rojo del contacto con los hollejos resulta algo más difícil.

Los tintos y rosados tienen color rojo y morado de la uva tinta; este color rojo son los
antocianos, que se destruyen con la edad (primero el morado y después el rojo). Por tanto, para apreciar el amarillo en los tintos hay que mirar el borde, inclinando la copa, para conseguir poco espesor de vino.

De la conjunción de estas evoluciones puede deducirse la edad. Esto es fácil en blancos, muy fácil en rosados y en tintos en sus cuatro primeros años y difícil a más edad. También resulta difícil los primeros años en blancos.

Otros factores

Sin embargo, además de los mencionados defectos del vino (un blanco dorado puede indicar que está oxidado y no envejecido, por ejemplo) es necesario observar el color del vino con cierta cultura enológica de la región vinícola para aproximarse con más precisión.

Por ejemplo, en una escala de color de vinos de Rioja:
2004 - 2003 - 2002 - 2001 - 2000

Puede parecer el 2004, por deficiente maduración, más viejo que el 03; y el 02 por blancura más evolucionado que el 01. En estos casos aroma y paladar pueden secundar y complementar los aspectos cromáticos. En todo cado, la mejor orientación en la edad es la del color.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta