¿Cómo leer la etiqueta de una botella de vino?

Redacción

Miércoles 04 de Enero de 2012

Leído › 28230 Veces

Las etiquetas de los vinos aportan una gran cantidad de datos importantes que nos ayudan a juzgar su valor y calidad

Las etiquetas de los vinos aportan una gran cantidad de datos importantes que nos ayudan a juzgar su valor y calidad

En una botella de vino hay mucha información a interpretar. La etiqueta del vino es una de las partes más importantes, es -junto con la contraetiqueta, el tipo de botella, la cápsula y el tapón- como la matrícula del vino, su DNI, su seña de identidad.

Hay ocasiones en las que nos es muy complicado saber qué tipo de vino nos vamos a encontrar al descorchar una botella. O bien, no sabemos interpretar las indicaciones que se nos da en las etiquetas.

Por ejemplo, si un vino es de una determinada Denominación de Origen, la localidad en la que se elabora, las variedades de uva que se han utilizado, el grado alcohólico o si tiene o no crianza en barrica.

Sabiendo leer bien una etiqueta podemos conocer muchísimos detalles del vino y nos puede ayudar a la elección de más idóneo para el momento en el que lo queramos consumir.

Las bodegas puede incluir toda la información que deseen en la etiqueta, sin embargo cuentan con ciertas indicaciones obligatorias, datos que deben incluir en la etiqueta de sus botellas para cumplir con la normativa.

Indicaciones obligatorias
  • Categoría de producto (vino, IGP, DOP),
  • Indicación geográfica (DO, VDT,…)
  • Año de la cosecha
  • Razón social del embotellador
  • Marca comercial
  • Nación de procedencia (Producto de España)
  • Grado alcohólico, expresado en % sobre el volumen (13% vol. p.ej)
  • Contenido de la botella (en cl., ml. o litros)
  • Indicación de contenido en sulfitos
  • Sistema de reciclado de envases (punto verde…)
  • En vinos espumosos, categoría en función del contenido en azúcar (extra brut, brut, brut nature, extra seco, seco , semiseco, dulce)
  • Número de lote.

Sin embargo, hay otro tipo de información que no tienen por qué incluir en el etiquetado aunque sea habitual encontrárnosla:

Indicaciones facultativas
  • Menciones tradicionales (crianza, reserva,…)
  • Variedades de uva
  • Descripciones, consejos servicio, etc.

Respecto a la contraetiqueta del vino, es donde suele aparecer el sello oficial del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, una nota de cata, sugerencias de servicio o maridaje y el periodo de envejecimiento del vino: crianza, reserva o gran reserva.

En España, suelen informar además el envejecimiento que ha experimentado el vino con las palabras Crianza, Reserva y Gran Reserva. Si el vino no es de crianza, puede figurar la frase “garantía de origen” para señalar su procedencia, dejando con ello constancia de que no ha sido sometido a proceso de envejecimiento en barricas.

Nuevo Mundo
Las etiquetas del Nuevo Mundo tienden hacia el planteamiento de "esto es de lo que se trata", con la variedad de uva o mezcla claramente etiquetados, el productor, donde se cultivaron las uvas y el contenido de alcohol fácilmente a la vista. En los vinos del Viejo Mundo tienen fama de "enmascarar" información clave, pero esto no es así en absoluto. Si sabes lo que buscas, puedes descifrar la información de la etiqueta pertinente con muy poco esfuerzo. En lugar de la variedad, el lugar es la pieza principal de información en la etiqueta del vino - de dónde es el vino. Los vinos del Viejo Mundo son vinos de una inversión muy elevada en su terruño (terroir), no necesariamente en la uva específica, por lo que si conoces la región, entonces también tendrás la información de las posibles uvas que se abrieron paso en la botella.
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta