Guerra abierta del vino en Francia: Batalla de David contra Goliat en Burdeos

Pequeños productores vs. gigante del vino

Viernes 28 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 2932 veces

El portal de noticias vinícolas francés Vitisphere.com declaró una "guerra abierta" en Burdeos después de que fracasaran las negociaciones entre el gigante local del vino Castel, el grupo de acción vitivinícola Viti 33 y los sindicatos locales. Las conversaciones surgieron tras la amenaza de Castel de llevar a los grupos a los tribunales por daños y perjuicios, luego de las protestas muy publicitadas frente a su principal centro de operaciones en Blanquefort, al norte de la ciudad de Burdeos, a finales de febrero. Una gran cantidad de estiércol, ensilaje y residuos plásticos se amontonaron frente al sitio de Castel en Blanquefort como resultado de las protestas en toda la región.

Las protestas se produjeron en el marco del Salón de la Agricultura de París, con muchos viticultores enfadados por el aumento de los costos, un gobierno que parece actuar lentamente y un trato injusto por parte de los principales compradores de uva y comerciantes de vino (négociants) en la región. Esta situación se destacó a principios de este año con la condena de dos comerciantes de vino por precios injustos. Las protestas tuvieron lugar frente a varios comerciantes importantes de la región de Burdeos, donde muchos viticultores arrojaron estiércol y balas de ensilaje frente a las puertas de las empresas, una tradición consagrada en las protestas agrícolas francesas.

Castel está reclamando costos de limpieza de 68.920 euros, daños económicos de 11,608 euros debido al bloqueo del acceso al sitio y "daños a su imagen" de 20.000 euros. Ha emprendido acciones legales contra los tres grupos detrás de las protestas: los sindicatos agrícolas FDSEA (la rama local de la Federación de Sindicatos Agrícolas) y JA (Jóvenes Agricultores), así como el grupo activista local Viti 33.

Castel no ha comentado sobre el fracaso de las conversaciones, aunque en su sitio web hay una carta abierta tanto a los manifestantes que protestaron frente a sus puertas en Blanquefort en febrero, nombrando específicamente a Viti 33, como a la industria vinícola de Burdeos en general. En la carta, Castel afirmó que los manifestantes "cruzaron una línea" en febrero y cuestionó si esa minoría de viticultores "irrespetuosos y virulentos" representaba a toda la viticultura hoy en día. Además, Castel anunció su decisión de retirarse temporalmente de todas las instituciones de la industria vinícola de Burdeos para que se escuche su voz y su enojo.

Por su parte, los antagonistas de Castel no se han mantenido en silencio. Viti 33 admitió y lamentó el dumping de estiércol, neumáticos y plástico frente a las puertas de Castel, pero también criticó la arrogancia de la empresa. Jean-Samuel Eynard, jefe del organismo nacional de la FDSEA (la FNSEA), expresó su preocupación por las verdaderas intenciones de Castel, sugiriendo que podrían ser provocación o desprecio por los viticultores que pasan hambre. Viti 33, en un mensaje extenso en las redes sociales, dijo que utilizaría cualquier acción judicial como plataforma para exponer las injusticias en la región, afirmando que estaban listos para firmar un comunicado de prensa que indicaba que las disputas dentro de la industria dañaban la imagen de Burdeos. Sin embargo, la postura adoptada por los mediadores fue que cualquier ataque a la imagen de los négociants perjudicaría, por asociación, la imagen de Burdeos.

La organización del comercio del vino de Burdeos, la CIVB, intentó mediar entre las partes desde que comenzaron las manifestaciones a principios de 2024. Sin embargo, también ha enfrentado críticas por su postura en este caso. La situación refleja una creciente tensión en la región, con viticultores que se sienten desatendidos y grandes empresas que buscan proteger sus intereses.

Un tribunal de Burdeos debía escuchar el caso de Castel el pasado 4 de junio, aunque no se ha hecho pública ninguna información al respecto.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2932 veces