Enoturismo bajo del volcán: Abona

David Manso

Viernes 20 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 1275 veces

Segunda de las jornadas en esta ruta de "Enoturismo bajo el volcán" nos llevará a visitar la D.O. Abona. Seguimos por la vertiente sur de la isla de Tenerife. Partimos donde cerrábamos el día anterior tras la ruta por el Valle de Güimar, a los pies del Teide, a 2.152 mts. de altitud para ir bajando por la denominación hasta llegar al nivel del mar para conocer un viñedo en el interior del antiguo cráter de un volcán.

Amanece en el Parador de Las Cañadas del Teide, el día se presenta amable, con el cielo despejado y una temperatura ideal para viajar en moto. Las carreteras entre valles y antiguas coladas de lava muestran los paisajes en su mayor parte baldíos en la parte más alta, y que según vamos bajando empiezan a cubrirse por numerosas y variadas plantas desérticas. Ya, fuera del Parque Nacional, el paisaje cambia, dejamos atrás los paisajes volcánicos para entrar en zona de bosque de pinos (Pinus canariensis) que cubren gran parte de la franja medio-alta de las laderas de esta zona. Visito el "pino gordo", uno de los árboles más altos y de mayor diámetro de Europa.

La carretera baja hasta llegar a Vilaflor entrando por su parte más alta. Un pueblo de los más altos de España donde conoceremos su historia y su relación con la viticultura a través de su escudo, siendo esta población puerta de entrada, no sólo a la D.O. Abona, sino a la ruta comercial que antaño unía a la parte norte de la isla con la sur. Un pueblo tranquilo, donde la viticultura convive con el cultivo de la famosa papa canaria, y que nos permite sumergirnos en la parte más rural de Tenerife alejados del turismo de ocio, sol y playa.

Tras conocer Vilaflor, me acerco a los viñedos de Altos de Trevejos, viñedos a 1.300 mts. sobre el mar, donde me espera Manuel Rodríguez, Gerente de la D.O. Abona, quien nos contará cómo es la denominación, que términos comprende, cuál es su situación actual con respecto a los mercados, cuáles son sus variedades y formas de cultivo más representativas y qué caracteriza a sus vinos. En lo referente a esto último, a los vinos, le pondré como al resto de los representantes de cada denominación en un pequeño aprieto.

Con el referente de Manuel, me acerco a Bodegas Reverón para disfrutar de la gastronomía de la zona donde productos típicos como el queso, el gofio, el cerdo negro y el conejo forman parte principal y esencial en la elaboración de sus platos. Bodegas Reverón ha sido recientemente galardonada con el Premio al Mejor Vino en Agrocanarias 2022.

Tras comer, bajo por la D.O. Abona al encuentro del mar. Las carreteras zigzaguean, la conducción se hace exigente pero placentera y la BMW R 1250 GS se desenvuelve bien ante la exigencia del trayecto. Llego a Palm-Mar. Un camino agrícola que recorre una amplia zona desértica me llevará hasta un antiguo cráter. Al abrigo de sus yermos conos aparece ante mí un frondoso viñedo en espaldera con variedades autóctonas (Malvasía, Listán, Marmajuelo,...etc.).

Un antiguo campo de cultivo que hoy acoge el nuevo proyecto de Arca de Vitis, donde Jorge Zerolo me contará más sobre de él y de los futuros proyectos de enoturismo. Un lugar que combina viticultura heroica, y extrema a la vez, por las condiciones que esta presenta para el cultivo en una zona en la que la salinidad de su suelo es otra dificultad añadida.

La ruta nos lleva a nuestro último destino, Santiago del Teide, pero antes imposible no parar para contemplar la majestuosidad de los Acantilados de los Gigantes, un accidente geológico volcánico que en su parte más alta la pared vertical llega a superar los 600 mts. de altura sobre el mar. La subida a Santiago del Teide es también un atractivo para el conductor. Bonitos paisajes con el mar de fondo a un lado y la montaña al otro. La vegetación empieza a ser más tupida y frondosa, síntomas del acercamiento a la parte norte de la isla.

El día toca a su fin. Mi descanso será en un hotel con arquitectura representativa de la isla y con un museo dedicado al vino, ahora tristemente cerrado por la pandemia, con dos impresionantes lagares a su entrada. La Casona del Patio presenta una estructura cerrada, de varios corredores en torno a su patio central, madera y piedra volcánica conforman sus estructura en una finca rodea de vegetación y con vistas a la montaña. Nuevamente disfrutaré de la gastronomía, del queso, de gofio y del cerno negro y el conejo, pero esta vez elaborados con una carácter más adecuado a la vida en la montaña. Destacar la información facilitada sobre cada elaboración en su carta de vinos. Y ahora sí, ya terminado el día acompañado a la mesa con una rica elaboración de un vino blanco. Mañana cambiaremos de vertiente y con ello a una nueva denominación, entramos en Ycoden Daute Isora para conocer esta zona, sus viñedos y vinos desde el mismo Santiago del Teide, donde además en la visita a Garachico nos sumergiremos en la parte histórica de los vinos de Tenerife.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1275 veces

Comenta