5 Maridajes carbónicos para el verano

Javier Campo

Viernes 11 de Junio de 2021

Compártelo

Leído › 1239 veces

Las burbujas del carbónico se disfrutan todo el año, pero es en verano cuando oímos mucho más el estallido de un tapón o el susurro de una chapa. Os dejamos algunas ideas para maridajes y que no son nada convencionales.

Ya hemos comentado en repetidas ocasiones que los vinos espumosos funcionan muy bien en los maridajes ya que el carbónico es un muy buen conductor de los sabores.

Ya sea porque se suelen tomar bien fríos o por la chispa de las burbujas, los espumosos triunfan en la época estival, al igual que otras bebidas con carbónico.

Arroz y vino espumoso

Con los primeros, es decir, con los vinos espumosos podemos maridar infinidad de platos, pero si asociamos calor, sol y playa, el arroz viene a nuestra mente de manera casi inmediata y más allá de que si es de mar o de montaña, nos va a ir genial un espumoso blanco o rosado.

Ensaladilla y cerveza

La cerveza es la bebida carbónica más consumida. Marcas hay un montón. Y casi todas las marcas tienen en sus filas alguna de esas suaves y ligeras, con menos graduación y con toques menos tostados. Este tipo de cerveza nos irá genial con la socorrida y veraniega ensaladilla rusa o con las ensaladas de pasta.

Pollo y sidra

¿Se han terminado las burbujas? Ni mucho menos. Las sidras, en el formato botellín de bar con carbónico añadido o las que tienen su propio gas por la segunda fermentación en botella son unas muy buenas aliadas en los maridajes de productos con salsas bien sean pescados o carnes. Probad con unas pechuguitas de pollo con una crema de mostaza o con un escabeche de caballa. Sorpresa grata ¿no?

Foie e hidromiel

¿Conoces el hidromiel? Seguramente te suene de Juego de Tronos, pero esta milenaria bebida, en algunos casos carbónica, puede ser utilizada en maridajes un poco más atrevidos y no penséis que es una bebida extremadamente dulce porque no lo es. La acidez está muy presente por lo que las comidas grasas, como el foie, por ejemplo, van a encajar de miedo con la bebida de los Dioses Nórdicos.

Mariscos y sparkling sake

Y, para terminar, os presentamos una bebida fermentada conocida pero no en la variante carbónica: el sake. Existen en el mercado muchas variantes de esta ancestral bebida japonesa y una de ellas es el sparkling. Este tipo de sake es muy elegante y, también cabe decir, muy exclusivo ya que el precio no es demasiado barato si buscamos uno bueno. Obviamente la primera asociación sería con sushi pero, además de la gastronomía nipona, os invito a que lo probéis con unas ostras, con unas anchoas, con unos mejillones o con unas gambas. Estáis ante una verdadera delicia de maridaje.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1239 veces

Comenta