Protocolo de entrega domiciliaria de vino para evitar contagios

Escrito por

Jueves 19 de Marzo de 2020

Compártelo

Leído › 5139 veces

Con el fin de ayudar al sector a superar la crisis generada por el COVID-19 os proponemos un protocolo de entrega domiciliaria de los vinos.

La situación actual es difícil y compleja. Además de la situación sanitaria actual, el parón económico y de consumo traerá consecuencias negativas a medio plazo para el sector, aunque esperamos y deseamos que se recupere lo antes posible.

Una de las medidas que se pueden tomar para paliar la situación, en la medida de lo posible, es el fomento del consumo por parte del cliente final, tanto con la compra directa a bodega como a distribución, ya sea con venta telefónica, a través de la web, etc. Ahora mismo en una cuarentena que cabe la posibilidad que se alargue, existe un sector de consumidores que pueden requerir que les sirvan vino directamente en sus domicilios, pero algunos pueden retraerse porque consideren que puede tener algún riesgo para ellos. Con esto en mente, hemos diseñado un "Protocolo para una Entrega Aséptica de Vinos", que cumpla con las máximas garantías para ellos y para el transportista que haga la entrega. Este protocolo aporta las siguientes ventajas:

1)      Permite el suministro de vinos a los clientes que estén en cuarentena con las máximas garantías de seguridad para las partes implicadas.

2)      En los "dos momentos" de la entrega, en los que "coinciden" el transportista y el cliente, ambos mantienen una "distancia de seguridad", superior a la recomendada.

3)      La/s caja/s no entra/n en ningún momento en el domicilio del cliente, su contenido sí, pero con las máximas garantías de asepsia.

4)      La/s caja/s de cartón de las botellas son retirada/s por el transportista a un punto de reciclaje.

Un artículo de Pequeñas D.O.’s

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5139 veces

Comenta