5 aspectos clave para comprar vino de calidad

Lunes 11 de Febrero de 2019

Leído › 8791 Veces

Para comprar vino de calidad a buen precio no hay que ser un experto, solo es necesario tener muy presente estos cinco sencillos aspectos

A lo largo de muchos artículos en Vinetur hemos estudiado diversos aspectos sobre la elaboración del vino calidad. Desde el cultivo de la vid, siguiendo las mejores prácticas, hasta la obtención del vino final, pasando por todos los aspectos para la elaboración del vino en perfectas condiciones. No se puede pedir más.

El vino está servido, sin embargo, la realidad es que ninguno de estos aspectos realmente importa a los aficionados debido a que la mayoría de consumidores de vino lo único que conocen y practican es el consumo desde un enfoque hedonista.

En efecto, para la mayoría de consumidores lo más importante es la compra y degustación del vino.

Beber vino no tiene grandes secretos, simplemente hay que estar dispuesto a disfrutarlo, pero hay una serie de aspectos que podemos explicar con el objetivo de mejorar esta experiencia placentera: ¿cuál es la mejor forma de comprar vino si lo que pretendemos es disfrutar cada vez más del vino?

Intentaremos responder a esta cuestión con una serie de sencillos aspectos claves relacionados con la compra y consumo de vino que todo aficionado debería conocer si lo que desea es comprar vino de calidad de manera efectiva y no fracasar en el intento.

1. SIGUE TU PROPIO CRITERIO

Se ha escrito una y mil veces sobre esta regla básica, pero a día de hoy muchos consumidores aficionados siguen condicionados por el gusto de otros y adquieren vinos porque reconocen un nombre o porque les suena una etiqueta, o simplemente porque les han dicho que es "el mejor".  El vino no está hecho para beberlo encorsetado ya que nadie puede reemplazar tu propio gusto y opinión personal. Precisamente el mayor de los placeres consiste en descubrir por uno mismo los vinos y elegir el que más te gusta.

2. NO BEBAS SIEMPRE LO MISMO

El punto uno anterior no implica que bebas siempre el mismo vino ya que, si bien ese vino que has comprado te gusta, casi con total seguridad, si pruebas otros te gustarán más. Así que, no entres en la habitación del aburrimiento y cierres la puerta a una de las mayores grandezas del hombre: los sentidos. No seas esclavo de un mismo vino, descubre nuevos estilos y prueba muchos tipos diferentes. Cuanta más variedad más te gustará el vino, y más lo disfrutarás. 

3. COMPRA EN TIENDAS ESPECIALIZADAS

Huelga decir que al comprar vino en lugares especializados siempre conseguirás mejores resultados. Comprar vinos en negocios donde la oferta es más amplia y el vino está tratado y conservado en mejores condiciones te ofrecerá mejores resultados en tu elección. Si además cuentas con consejo experto el éxito probablemente esté garantizado.

4. COMPRA EL VINO DE ACUERDO AL MOMENTO DE CONSUMO

Disfrutar del vino a veces es más cuestión del propio momento que del propio vino. Si un vino de buena calidad está servido en un momento inoportuno, probablemente te llevarás una mala percepción de él. Elegir el tipo de vino adecuado al momento es clave en este sentido. Piensa en cuándo, cómo y con quién beberemos el vino. Piensa en el momento del día de consumo y la estación del año, piensa en si es en interior o exterior, piensa en si hace calor o frío, piensa en si es para un comida, aperitivo o cena, piensa en el tipo de comida con la que vas a acompañar el vino, piensa si es para un momento informal o una celebración, piensa si es con pareja, amigos, familia o negocios,... porque para cada momento existe un vino diferente.

5. INFÓRMATE

El último punto clave a la hora de comprar vino, pero no por ello menos importante, es la compra informada. Como hemos visto, en la diversidad está la clave para disfrutar el vino, pero si en este camino aprendes a apuntar acertarás mucho mejor en la diana. Informarse con todos los medios disponibles (consejo de expertos, guías, libros, internet,...) siempre será un camino más rápido que comprar a ciegas y sobre todo, te ayudará a no malgastar tu dinero. No es necesario que hagas un Máster, pero puedes comenzar por leer las etiquetas de los vinos e intentar aprender los conceptos más básicos (variedades, cosechas, regiones, denominaciones de origen, crianzas,...)

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta