120.889 Seguidores !

Nos asomamos a Regina Viarum, una bodega con vistas al Sil

Carmen Fernández

Jueves 18 de Octubre de 2018

Leído › 5881 Veces

Para entender el concepto de viticultura heroica nada mejor que una visita a esta bodega enclavada en la orilla lucense de la Ribeira Sacra

Allí donde la viticultura heroica encuentra su verdadera razón de ser, con sus bancales colgados en las laderas más soleadas del Sil en la orilla lucense de la Ribeira Sacra, las bodegas Regina Viarum se convierten en una visita imprescindible para entender la historia y las especiales condiciones naturales de este entorno.

En el corazón mismo de Amandi, una de las subzonas de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, a la altura de Doade encontramos un enclave singular en la parte alta de los rocosas laderas que, a veces, dibujan extrañas composiciones según el ojo que las observe. No sin un poco de vértigo, nos asomamos a Regina Viarum.

Fundada en 2001, la bodega perteneciente al grupo HGA Bodegas, le debe el nombre a las historia del lugar donde se asienta, muy cerca de una calzada romana que recuerda que, en tiempos, ya fue esta zona lugar de cultivo de la uva por parte del Imperio Romano. Mucho tiempo después, con la cristianización, ambas orillas se poblarían de monasterios e iglesias que le darían el nombre genérico al territorio, Ribeira Sacra.

La dificultad del cultivo de estos bancales con terrenos que llegan a alcanzar una inclinación del 80% de pendiente dio lugar a que la bodega acuñara el término 'viticultura heroica' que tan rápidamente se popularizó y con el que se describe las peculiaridades del terreno que caracteriza la Ribeira Sacra y que simboliza el trabajo de bodegueros y viticultores que se ven obligados a desafiar el vértigo de los bancales para el cultivo de la uva.

Y es que nos encontramos con una complicada orografía del terreno, que imposibilita la mecanización en la recogida de la uva y una mayor dificultad en los procesos de cuidado del viñedo, tan necesarios en un territorio cuyas condiciones especiales de cultivo los hacen propensos a sufrir plagas. Sin embargo son estas especiales condiciones y la abnegación de sus viticultores y bodegueros lo que consiguen que estos vinos sean únicos, de marcado carácter, afrutados y muy aromáticos. Calidad y personalidad de los vinos que han hecho a esta bodega cinco veces acreedora del premio a la Mejor Bodega de Viticultura Heroica en los galardones internacionales del Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña, CERVIM.

MENCÍA DE MEDALLA

La Mencía es la variedad reina en esta bodega, ya que ocupa una superficie de viñedo de 15 hectáreas de los 26 que tiene en total la bodega. Con una superficie construida de 4.000 m2, de los cuales 2.000 metros están destinados en exclusiva a la bodega, Regina Viarum cuenta con una capacidad en depósitos de 300.000 litros, todos ellos de acero inoxidable y con temperatura controlada automáticamente que se completa con un parque de barricas de roble francés Allier de 10.600 litros.

Todo ello le permite elaborar vinos que han conseguido los máximos reconocimientos. El Regina Viarum fue señalado como el Mejor Mencía de España en 2016 por el International Wine Challenge, y recibió el Baco de Oro en 2017 mientras que el Regina Expresión, con 10 meses en barrica, también ha sido galardonado a lo largo de los años.

EL ENOTURISMO COBRA PROTAGONISMO

Pero si por algo se ha distinguido esta bodega es por su firme apuesta por las experiencias enoturísticas, convencidos de la necesidad de puesta en valor de su entorno y del territorio en que se asienta la bodega. Coincidiendo con la ampliación de sus instalaciones, en donde se construyen diferentes espacios para describir la influencia romana en la viticultura de montaña y la elaboración de sus significativos vinos, la bodega apostó con fuerza por estas actividades, con visitas que en temporada de verano (hasta el mes de octubre) se extienden de lunes a domingo.

El visitante puede descubrir así el interior de la bodega, que se caracteriza por un estilo moderno con espacios abiertos en los que la luz natural es la protagonista, mientras que en exterior se verá subyugado por la espectacular vista que puede disfrutar desde el mirador, una vista perfecta para disfrutar con una copa de Regina Viarum.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta