Venta Directa desde Bodega ¿Oportunidad o Amenaza?

La venta directa desde la bodega puede ser tanto una oportunidad como una amenaza, dependiendo de diversos factores y del...

Miércoles 05 de Julio de 2023

Compártelo

Leído › 3175 veces

La venta directa desde la bodega puede ser tanto una oportunidad como una amenaza, dependiendo de diversos factores y del contexto en el que se aplique. Aquí están los puntos que considero más importantes a evaluar

Crédito: Matthias Reding (Pexels)

Oportunidades:

Mayor control sobre el proceso de ventas: Al vender directamente desde la bodega se llega potencialmente a más clientes.

Relación directa con los clientes: Al interactuar directamente con los clientes, se puede establecer relaciones más cercanas y personalizadas, lo que puede generar fidelidad y confianza en los vinos. Posibilidad de ofrecer vinos exclusivos de pequeña producción, vinos únicamente para el canal online y más posibilidades de conocer al consumidor final.

Evitar intermediarios: Al evitar intermediarios, como distribuidores o vinotecas, se pueden obtener mayores márgenes. Creo que nunca hay que eliminar al resto de intermediarios y el canal directo tiene que ser uno más y cuidando muy bien el precio para no destruir el resto de los canales de venta.

Mayor conocimiento del mercado: Al estar en contacto directo con los clientes, se puede obtener información valiosa sobre sus preferencias, necesidades y opiniones, lo cual permite adaptar y mejorar los vinos.

Amenazas:

Competencia con canales de distribución establecidos: la venta directa desde la bodega entra en competencia con canales de distribución establecidos, como supermercados o vinotecas, se pueden generar resistencia o incluso represalias por parte de estos actores.

Logística: Preparar pedidos pequeños y realizar el seguimiento demanda recursos que no se deben subestimar, generando una mayor carga operativa: Al asumir la responsabilidad de la venta directa, también se debe considerar aspectos como el seguimiento de los pedidos, comunicación con los clientes, logística de envío y control bancario de importes más pequeños de los habituales.

Costes adicionales: La venta directa desde la bodega puede requerir inversiones adicionales en infraestructura, personal, promoción y otros aspectos, lo cual implica costos adicionales que se deben considerar en tu modelo de negocio. No es simplemente cambiar la web y listo.

En resumen, la venta directa desde la bodega puede ser una oportunidad para fortalecer la relación con los clientes, complementar la visita de enoturismo, llegar a clientes en zonas donde no hay distribución tradicional o minoristas, obtener mayores márgenes de beneficio y obtener información valiosa del mercado. Sin embargo, también implica desafíos en términos de competencia, logística y costos adicionales. Es importante evaluar cuidadosamente los pros y los contras, considerando el contexto específico de cada bodega, para determinar si es una estrategia viable.

Un artículo de Javier Bruk Ferretti
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3175 veces