Sensibilidad al precio: El vino español en jaque por la inflación

Úrsula Marcos

Lunes 02 de Mayo de 2022

Compártelo

Leído › 1435 veces

¿De qué manera afectará al sector del vino esta nueva etapa de recesión y sensibilidad al precio?

Son tiempos complicados para las carteras de los españoles. La inflación en la eurozona está en su nivel más alto nunca registrado desde la creación del euro. En España, dicha inflación ha sido persistente en su crecimiento y no ha cesado desde marzo de 2021, exceptuando el mes de enero.

Es un hecho: comer se ha encarecido en las últimas semanas. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el coste de la cesta de la compra ha subido de media un 9,4% respecto a marzo del año pasado. El poder adquisitivo de los españoles está disminuyendo, y esta es su principal preocupación.

Y la mala noticia es que no va a mejorar. La economía mundial todavía no se ha recuperado de la pandemia que ya se enfrenta a otra gran crisis provocada por la guerra en Ucrania. Entre la escalada de los precios de las materias primas, la energía y el transporte: los precios de los alimentos seguirán subiendo.

La evolución del precio de algunos productos de consumo habitual a lo largo de los 12 últimos meses en el ámbito nacional ha puesto muchos precios por las nubes.

La guerra en Ucrania también provocó la subida del precio de multitud de productos como el aceite vegetal, especialmente girasol y oliva, los productos a base de cereales y harinas, como las pastas y el arroz, o incluso la leche y el café. En el sector del vino el incremento de costes es patente: los envases, el transporte, la mano de obra... sin embargo hasta la fecha las bodegas están aguantando bastante bien con mínimas subidas o prácticamente inexistentes, pero la pregunta es ¿hasta cuando? ¿cuánto tiempo podrán aguantar esta situación desde las bodegas españolas? y sobre todo, ¿cómo afectará una posible subida a dos dígitos a la demanda nacional e internacional del vino, teniendo en cuenta que no es un bien de primera necesidad?

Lo que sabemos a día de hoy es que como consecuencia de la subida de los precios, los consumidores están más atentos a las ofertas y promociones. Frente a esta nueva coyuntura económica que tiene aires de recesión, los consumidores, cada vez más sensibles al precio, buscan las mejores promociones y productos sustitutivos para minimizar el impacto en sus bolsillos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1435 veces

Comenta