Roberto Castaño: “Tenemos que conseguir que incluso un no consumidor descubra la importancia de la cultura del vino”

Carmen Fernández

Viernes 04 de Octubre de 2019

Leído › 6097 Veces

El nuevo director de Pagos del Rey Museo del Vino de Toro tiene por delante el objetivo de defender un patrimonio único trabajando para trasladar la cultura del vino al conjunto de la sociedad

Roberto Castaño Joaquín, Director de Pagos del Rey  Museo del Vino y responsable de enoturismo del Grupo Félix Solís Avantis

Bajo la marca Pagos del Rey, perteneciente al gran grupo Felix Solís Avantis, encontramos bodegas en Rueda, Ribera del Duero, Rioja y Toro. En esta última se encuentra, además, el Museo del Vino de Toro, desde el que el grupo lleva trabajando desde su creación en pro de la defensa y la promoción de la cultura del vino, una tarea en la que se intenta implicar al conjunto del sector vitivinícola pero también a la sociedad.

Desde hace seis meses Roberto Castaño es su nuevo director, una tarea que asume con la responsabilidad de quien tiene por delante el objetivo de defender un patrimonio único pero también de conseguir mantenerlo vivo, trabajando para trasladar la cultura del vino al conjunto de la sociedad y bajo la firme convicción de que el futuro del enoturismo en España pasa por la cooperación y la creación de productos coherentes, que conjuguen distintas posibilidades y abiertos a todos los públicos.

Recientemente se ha incorporado a su cargo como director de este Museo, ¿con qué objetivos asume esta tarea? ¿Cuáles son los retos que enfrentan este Museo del Vino y los Museos del Vino en general en un futuro próximo?

En primer lugar es necesario mantener una labor continuista con lo que se ha venido desarrollando en el Museo desde su inauguración en 2014. Con esta perspectiva intentaremos, en equipo, seguir ofreciendo programación cultural de calidad, intentando seguir siendo el referente cultural del mundo del vino, no sólo en la DO Toro, si no en todo el sector enoturístico.

Las instalaciones del Museo ofrecen un recorrido por la cultura y la historia del vino

El principal reto de este Museo, como del resto de Museos del Vino, es saber potenciar la cultura del vino ofreciendo algo más que una visita a una bodega. Tenemos que ser capaces de conseguir que incluso un no bebedor de vino descubra la importancia de esta cultura en la historia, en el hoy y en el futuro.

Hablando específicamente de este Museo, ¿qué iniciativas tienen previsto llevar a cabo hasta final de año?

Apostamos por un enoturismo para todos los públicos, no sólo para los conocedores o amantes del mundo del vino, y estamos trabajando en la desestacionalización de las visitas en torno a la vendimia, ofreciendo una rica y variada programación cultural, que va desde la música con conciertos entre barricas, hasta magia para los más pequeños, pasando por vermuts musicales en nuestra terraza. Así, hasta fin de año, desarrollaremos talleres de pisado de uva para los más pequeños, visitas a pie de viña para los adultos y, en los últimos meses del año, tendremos un nuevo ciclo musical denominado Barrica Jonda. Con esta nueva apuesta del Museo, pretendemos maridar Vino y Flamenco, dos realidades que siempre han ido de la mano. Se trata ante todo de hacer que cada persona rememore y recuerde (vuelva a pasar por el corazón) su relación con el vino.

"A por uvas" una de las actividades que desarrollan desde el Museo

España es una potencia mundial en producción vitivinícola aunque no lo es tanto como destino enoturístico, en su opinión, ¿cuál es la situación en la que se encuentra el enoturismo en España y cómo ha sido su evolución?

El enoturismo es una realidad que ha ido creciendo en los últimos años hasta llegar a superar los 2,5 millones de enoturistas, cada vez son más los turistas extranjeros que se interesan por el enoturismo en España, por ejemplo. La evolución tal vez no ha sido todo lo buena o rápida que hubiésemos deseado, fundamentalmente creo yo, por la falta de estrategias de comercialización, diferenciación dentro del sector turístico y de profesionalización. Es necesario un trabajo de coordinación entre zonas estratégicas. Realmente aún cada zona, cada bodega, cada Ruta del Vino sigue mirándose demasiado el ombligo, y eso no nos ayuda a crecer.

¿Cómo contribuyen los Museos de Vino en este contexto de creación de la experiencia enoturística? ¿Qué papel juegan en el desarrollo del enoturismo en España?

Los Museos del Vino son como las "Catedrales" que albergan los grandes tesoros de la cultura del vino. Los Museos no dejan de ser una nueva oferta que va más allá de las catas y los maridajes. Los Museos tiene vocación de convertirse en referentes culturales y ahí está su gran aportación y la importancia de su especificidad para el subsector.

La cultura del vino es uno de los grandes pilares sobre los que se apoya la propia cultura de nuestro territorio pero, ¿se hace lo suficiente por su preservación y su difusión? ¿Cree que la población más joven es sensible a esta cultura?

Precisamente ésta es la labor de los Museos del Vino. Desde nuestro Museo de Pagos del Rey contamos con un potente y atractivo programa escolar que trata de preservar y difundir esta cultura con los más pequeños. También contamos con otro programa destinado a adolescentes y jóvenes. Tanto en un caso como en otro tratamos de acercar el mundo del vino a la realidad cotidiana de los visitantes y de hacerlos caer en la cuenta de, cómo muchas expresiones culturales de nuestro país, tienen su fundamento en el vino y su entorno.

¿Qué necesita el subsector del enoturismo para seguir ganando peso en el conjunto del sector vitivinícola de nuestro país?

España sigue siendo uno de los principales actores de la industria vitivinícola pero necesitamos saber crear productos coherentes, que conjuguen distintas posibilidades y abiertos a todos los públicos. Necesitamos  superar el individualismo, saber unirnos para que no se ofrezca sólo un producto, una bodega, o un recurso. Juntos sumamos y por separado es muy difícil crecer. Por último creo que hay que superar el mito de que el enoturismo es una cata de vino. El enotusimo es entrar a gustar la cultura del vino en todas y cada una de sus vertientes. Eso es lo que enamora, atrae y consolida el sector.

Roberto Castaño Joaquín, es desde abril, Director de Pagos del Rey  Museo del Vino y responsable de enoturismo del Grupo Félix Solís Avantis. Desde la misma fecha es Presidente de la Asociación de Museos del Vino de España y miembro de la Junta Directiva de la Ruta del Vino de Toro.

De familia con hondas raíces vitivinícolas, es licenciado en Teología, con especialidad en Arte Sacro. Tiene una amplia experiencia como gestor cultural siendo responsable de la puesta en marcha y gestión de distintos museos.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta