10 excusas para disfrutar y catar una buena copa de vino con D.O.

Miércoles 05 de Junio de 2019

Leído › 2800 Veces

El vino, tanto tinto como blanco, puede aportar muchos beneficios científicamente probados a tu salud, siempre bebido con moderación

Se ha comprobado que el vino blanco tiene una cantidad de antioxidantes similar a la del vino tinto e incluso al aceite de oliva. Estas propiedades se encuentran en el jugo de la uva, en una proporción un poco más elevada en el vino tinto pero también en gran cantidad en el vino blanco.

Beber vino, tanto tinto como blanco, puede aportar muchos beneficios científicamente probados a tu salud, siempre bebido con moderación.

Por todo ello Diurno y Martín Códax te dan 10 buenas excusas para disfrutar de esta bebida y que puedas disfrutar de las catas "Día de vino y... con Martín Códax" siendo consciente de todos estos beneficios, sorbo a sorbo:

1. Cuida tu línea

Seguramente sabías que el vino tinto es una bebida antioxidante pero ¿Sabías que el blanco también? Y ¿habías oído hablar de sus propiedades quemacalorías? Un estudio realizado en la Universidad de Hohenheim demostró que aunque el vino blanco aporta calorías, si se incluye en una dieta para adelgazar es más efectivo que el consumo de zumos de frutas naturales.

2. Todo te sabrá mejor

Tomar vino en la comida no sólo puede ser un placer sino que te ayudará a percibir mejor los sabores que si la acompañas con agua. La clave está en las propiedades astringentes del vino, que evitan la excesiva sensación de grasa causada por muchos alimentos.

3. Cuida tu boca

¿Alguna vez has escuchado a tu abuela decir que las infecciones de la boca se curan con vino? Pues no va desencaminada, ya que según los estudios de investigadores italianos algunos compuestos presentes en esta bebida frenan el crecimiento bucal de los estreptococos y bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y dolores de garganta.

4. Mejora la función cognitiva

Unos 70 estudios demuestran que el consumo moderado de vino mejora el funcionamiento del cerebro y, en pequeñas cantidades, previene la demencia. La razón es la elevada presencia de antioxidantes en su composición, lo que reduce la inflamación, impide que las arterias se endurezcan e inhibe la coagulación, mejorando el riego sanguíneo.

5. Chute de endorfinas

¿Te encanta abrir una botella de buen vino con tu pareja o tus amigos? El hecho de que te guste tanto tener una copa de vino entre las manos tiene que ver también con que al disfrutarlo se liberan endorfinas en dos áreas del cerebro, aumentando la sensación de placer, según un estudio realizado en la Universidad de California.

6. Protege contra el cáncer

Son muchos los estudios que resaltan de las sustancias antioxidantes del vino, para proteger contra el cáncer. Hasta hace no mucho se pensaba que sólo el vino tinto tenia las propiedades que prevenían la aparición del cáncer, pero recientes estudios demuestran que gracias a sus compuestos antioxidantes el vino blanco también protege nuestras células e impide el avance del cáncer.

Especialmente previene el cáncer de colon como demuestra un estudio realizado por la Universidad de Leicester donde se afirma que "el consumo de vino blanco puede reducir hasta un 50% el riesgo de tumores intestinales".

7. Cuida tu corazón

Éste es uno de los beneficios más conocidos y aplaudidos del vino tnato el tinto como el blanco, que ayudan a prevenir los ataques al corazón porque disminuye las posibilidades de coagulación de la sangre. Además ayuda notablemente a potenciar la función cardíaca y el rendimiento vascular. También el vino blanco protege el corazón de los efectos del envejecimiento, manteniendo en buenas condiciones los ventrículos.

Y por si fuera poco se ha demostrado que "la ingesta moderada y controlada de vino blanco entre los diabéticos es segura y disminuye modestamente el riesgo cardio metabólico".

8. Previene enfermedades pulmonares

El vino blanco puede ayudar en más proporción que el vino tinto a mejorar la salud pulmonar, ya que sus propiedades antioxidantes ayudan a mantener sanos los tejidos pulmonares. Las dosis de resveratrol que se han descubierto en las investigaciones presentes en una copa de vino es clave para este beneficio.

9. Protege contra el sedentarismo

Has leído bien: según una investigación publicada en The FASEB Journal, el resveratrol de la uva disminuye las consecuencias negativas de la vida sedentaria. Pero ojo, siempre que lo tomes con moderación para no pasarte de calorías y anular los efectos beneficiosos.

10. Buenos hábitos

¿Eres una amante del vino? Pues entonces seguramente seas una persona que se cuide, ya que un estudio publicado en el British Medical Journal afirma que los aficionados a la degustación del vino suelen comprar alimentos más sanos y tener una dieta más equilibrada que los consumidores habituales de cerveza.Entre los alimentos que suelen consumir los amantes de esta bebida están las aceitunas, frutas, verduras, quesos bajos en grasa, leche y carnes saludables.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta