¿Por qué el vino tinto provoca dolor de cabeza a algunas personas?

Estudio de la Universidad de California desvela nuevos hallazgos

Miércoles 22 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 4564 veces

Un reciente estudio de la Universidad de California, Davis, publicado en "Scientific Reports", ha arrojado luz sobre una cuestión que ha desconcertado tanto a consumidores como a científicos durante años: ¿Por qué el vino tinto provoca dolores de cabeza en algunas personas? Tradicionalmente, se han señalado a los sulfitos, las histaminas o simplemente el exceso de alcohol como posibles culpables, pero esta nueva investigación indica que la quercetina, un polifenol saludable presente en el vino tinto, podría ser la responsable de ralentizar la metabolización del alcohol en ciertas personas, conduciendo a molestias y dolores de cabeza.

Quercetina: un flavanol saludable

La quercetina es un tipo de polifenol conocido como flavanol, presente naturalmente en frutas y verduras, incluidas las uvas. Este antioxidante, que también se encuentra disponible en forma de suplemento, ha sido vinculado a varios de los beneficios para la salud atribuidos al vino tinto.

¿Cómo un componente saludable del vino puede causar dolor de cabeza?

El proceso de metabolización del alcohol en el cuerpo humano es un proceso de dos pasos. Primero, el alcohol se convierte en acetaldehído mediante una enzima llamada alcohol deshidrogenasa (ADH) en el hígado. Luego, otro enzima, la aldehído deshidrogenasa (ALDH), descompone el acetaldehído en acetato. Un consumo excesivo y rápido de alcohol puede provocar una acumulación de acetaldehído antes de que pueda convertirse, lo que produce efectos adversos. Sin embargo, algunas personas experimentan estas condiciones con solo una pequeña cantidad de vino tinto, incluyendo a muchos individuos de ascendencia asiática oriental.

En el estudio, Devi y sus colegas investigaron cómo varios polifenoles presentes en el vino tinto reaccionan con las enzimas que metabolizan el acetaldehído. Descubrieron que la quercetina mostraba la mayor actividad inhibitoria. "Cuando la quercetina llega al torrente sanguíneo, el cuerpo la convierte en una forma diferente denominada quercetina glucurónido", explicó Andrew Waterhouse, químico enológico y autor principal del estudio. "En esa forma, bloquea la metabolización del alcohol."

Como resultado, las personas pueden terminar acumulando el tóxico acetaldehído, lo que lleva a dolores de cabeza, enrojecimiento facial y una experiencia desagradable.

Los científicos del Centro de Dolor de Cabeza planean lanzar la próxima fase de esta investigación. El objetivo es comparar vinos tintos que contienen grandes cantidades de quercetina con aquellos que tienen muy poco, para probar su teoría sobre los dolores de cabeza causados por el vino tinto en personas. Este ensayo clínico está financiado por la Fundación de Becas Wine Spectator, dedicada a apoyar la educación en las industrias del vino, la alimentación y la hospitalidad.

Waterhouse y Devi reconocen que todavía hay muchos factores desconocidos detrás de los dolores de cabeza causados por el vino tinto, en particular, por qué algunas personas parecen ser más susceptibles. "Si nuestra hipótesis es correcta, entonces tendremos las herramientas para comenzar a abordar estas importantes preguntas", afirmó Waterhouse.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4564 veces