¿Qué es el grado alcohólico?

El grado alcohólico se refiere a la cantidad de alcohol que contiene una bebida en relación con el volumen total...

Úrsula Marcos

Compártelo

Leído › 30925 veces

El grado alcohólico se refiere a la cantidad de alcohol que contiene una bebida en relación con el volumen total de la misma. Se expresa como un porcentaje de alcohol en volumen (ABV, por sus siglas en inglés), que indica la cantidad de etanol presente en una bebida en relación con la cantidad total de líquido.

Por ejemplo, una bebida con un ABV del 40% significa que el 40% del volumen total de la bebida es alcohol etílico puro. El grado alcohólico puede variar ampliamente dependiendo del tipo de bebida, desde el bajo contenido de alcohol en las cervezas ligeras hasta el alto contenido de alcohol en las bebidas destiladas.

Grado alcohólico (o graduación alcohólica). Medida importante de contenido alcohólico de un vino que legalmente debe aparecer en su etiqueta, contraetiqueta o envase a modo informativo, y que también puede servir como escala para el establecimiento de impuestos, o bien para la calificación de los vinos en determinadas denominaciones de origen (ej. para que un vino tinto pueda llevar el sello de la denominación Priorat debe alcanzar una graduación mínima natural de 13,5º).

En las etiquetas o envases de los vinos, el grado alcohólico volumétrico se indica mediante el uso de la palabra alcohol (o su abreviatura 'alc.'), seguida por el correspondiente valor y el símbolo '% vol.'.

El margen de variabilidad entre lo estipulado en la etiqueta y el grado real, a efectos de control por parte de las autoridades competentes, no debe ser de más de dos décimas porcentuales.

El grado alcohólico en enología

Una de las medidas más importantes en la analítica de cualquier vino, pues define la concentración de su elemento más distintivo como tal: el 'alcohol'. Es directamente proporcional al nivel de azúcares de uvas y mostos y, en general, se necesitan 16,5 gr. de azúcar para obtener un 1% en volumen de alcohol —ver densidad y 'peso del mosto' en Enología—.

El grado alcohólico depende de multitud de factores (exposición solar, altitud del viñedo, altos o bajos rendimientos, exceso de lluvia o sequía, disponibilidad de nutrientes, podas ligeras o agresivas, etc.), y puede ser indicativo de la calidad y madurez del fruto, del proceso fermentativo, y/o del método de elaboración empleado (por ejemplo, cuando el alcohol es añadido, como en el caso de los vinos generosos).

El grado alcohólico fue definido por primera vez por el químico y físico francés Gay-Lussac en 1887 como el número de litros de etanol puro contenidos en 100 litros de vino, a una temperatura constante de 15ºC (que posteriormente se elevaría a 20ºC). Es una medida de concentración prácticamente equivalente al porcentaje de alcohol en volumen, y, por tanto, 1 grado alcohólico es igual a 1% de etanol (ó 10 mL de etanol por cada litro).

En Europa, por regla general, un vino se considera como tal cuando alcanza 8,5º grados de manera natural, aunque hay numerosas excepciones referidas a vinos que tradicionalmente no han llegado a tal cifra, como es el caso del 'chacolí' en España. En cuanto al límite superior, éste se encuentra generalmente en los 15º ó 16º (vinos no encabezados), aunque aquí también se dan excepciones (fondillón).

La manipulación legal del grado alcohólico en vinos puede ser obtenida, bien con técnicas de permitidas de enriquecimiento, por aumento de la concentración de azúcares en la uva (asoleado, botritis o crioextracción), por evaporación, o mediante encabezado.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 30925 veces