El Moscow Mule derroca al Gin Tonic

Javier Campo

Lunes 29 de Agosto de 2022

Compártelo

Leído › 4198 veces

Este verano, las copas balón se han sustituido en muchas terrazas por las tazas de cobre. Conozcamos este combinado que ha venido para quedarse y no precisa de florituras para triunfar

moscow mule

Alto. Que no se alarme nadie. El gintonic sigue... pero con menos fuerza, eso sí. No es que no se beba. Solo es que resulta un poco cansino la puesta en escena de esas copas que parecen un bol de ensalada mixta, con bengalas, pajitas de cristal en espiral, el fuego valyrio, el cambio de color o el nitrógeno echando humo a tope.

Es, más o menos en 2012 cuando explota la bomba gintonic y, no se sabe muy bien porque, se convierte en la bebida de moda en el mundo entero. Esto hace que se pase del vaso de tubo con hielo y limón, o el vaso bajo on the rocks como aperitivo en Inglaterra, a la copa balón con impensables ingredientes de todo tipo y copa de noche por excelencia.

Destiladores y creadores de tónicas han hecho mil versiones con mil sabores y colores. Sin embargo, son los puros los que permanecen ya que las modas van y vienen. Los excesos siempre han sido malos en todo. Y al gintonic se le ha atragantado el exceso de tropezones y botánicos que tapan la verdadera esencia del destilado y de la tónica. Es como si a un buen vino le echases gaseosa o refresco de cola para mejorarlo. ¿o no? El tinto de verano está ahí y, el calimocho, también, así como la sangría. Ay ay ay en que jardín me estoy metiendo.

Cócteles de Gintonic
Cócteles de Gintonic

Cómo preparar un Moscow Mule

Pero no nos desviemos. El Moscow Mule le ha dado una coz al gintonic con la sencillez de sus ingredientes:

  1. vodka,
  2. cerveza de gengibre,
  3. un gajo de lima o limón y
  4. hielo picado.

Fin.

Es importante resaltar que se debe hacer con ginger beer y no con ginger ale como dicen algunos. No tiene nada que ver pues uno tiene unos matices picantes y el otro, solo es dulce.

Y no. No es un combinado ruso. Es americano. La historia no tiene tanto glamour como la de Hendricks, pero, no deja de ser una historia.

mulas de moscú
El Moscow mule o mula de Moscú es un cóctel hecho con vodka y cerveza de jengibre

El recipiente donde se sirve, la taza de cobre ayuda visualmente y también en lo que a la temperatura se refiere, pues con este calor tan terrible, se agradece que la copa dure más tiempo fresquita.

Es muy fácil de preparar y lo puedes hacer en casa. Si vienen amigos y les sacas unas mulas rusas en la taza metálica vas a triunfar. Sin duda.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4198 veces

Comenta