Tapas típicas españolas; ¿cuáles son los vinos que mejor le pegan?

Manuel Rivera

Miércoles 17 de Agosto de 2022

Compártelo

Leído › 2820 veces

tapas de jamón y vino tinto

Los mejores vinos para tapas varían en función de qué plato se va a escoger. Más allá del delicioso sabor de un buen vino, la elección de uno u otro contribuirá a realzar los de las tapas. En otras palabras, para degustar al máximo un plato de jamón serrano, se utilizará una variedad diferente que para un pincho de tortilla.

Sin lugar a duda, España es un destino ideal para disfrutar de una gastronomía excepcional y de los mejores vinos. Dos de los principales motivos de que sea un país tan turístico son estos elementos, pero ¿qué relación guardan? La realidad es que, sabiendo cómo combinarlos, el vino y las tapas son una forma de disfrutar la vida.

Los mejores vinos para tapas españolas

Es muy común ver a una persona saborear su tapa favorita con una bebida cualquiera y no hay nada de malo en ello. Sin embargo, para sacar el máximo provecho a estos pequeños manjares, hay que entender la importancia del maridaje y conocer qué vino le va bien a las tapas que se elijan.

Por ejemplo, mientras que las patatas bravas casan mejor con uno afrutado y con buena acidez, como el rosado o un espumoso, un plato de aceitunas realzará su sabor con un vino blanco más ligero. Y para potenciar el sabor del gazpacho, un buen vino de Jerez será el maridaje perfecto.

amigas, tapas y vinos

Las tapas ideales para vinos tintos

Es bien sabido que España es productora de los mejores tintos del mundo. No obstante, a la hora de realizar el maridaje, hay que tener en cuenta la edad del producto. Cuanto más viejo sea, más intenso será su sabor. Sin embargo, cuanto más joven, su gusto será más afrutado.

En lo referente a las carnes, las asadas, estofadas o que tengan una cocción más larga, maridarán mejor con tintos jóvenes. Por otro lado, para carnes rojas a la parrilla y embutidos, siempre será más adecuado uno con un sabor más fuerte.

Otra de las tapas estrella es una tabla de jamón y queso ibérico. Para saborear al máximo la grasa del jamón, hay que buscar la acidez. Por eso, vinos blancos o espumosos como el cava o el champán, son una opción ideal. No obstante, tintos jóvenes sin crianza ni madera también podrían encajar. Esto mismo sucede con los quesos, aunque los que tengan mucha sal, también pueden maridar con tintos de crianza.

En cuanto al pulpo a la gallega, es siempre mejor elección un tinto joven, a poder ser gallego, como un vino mencía. Sin embargo, para embutidos como el chorizo, uno afrutado y con un poco de acidez hace una fusión perfecta. Esto mismo sucede para el pan con tomate, otra de las tapas más populares.

El mejor vino para la tortilla española

La tapa por excelencia que divide a los españoles en el debate de más cuajada o menos y a favor o en contra de la cebolla. En cualquier caso, ¿qué vino funciona mejor? Aunque es común verla acompañada de una caña de cerveza, un buen pincho de tortilla potencia su sabor con el vino adecuado. No obstante, varía en función de cómo está hecha la tortilla.

Entonces, ¿cuál es el mejor vino para la tortilla española? Para las que no tienen cebolla, uno blanco podría ser la opción más acertada, no obstante, para una con este ingrediente, lo ideal sería un vino tinto más suave. Por otro lado, las tortillas paisanas, al tener un sabor más fuerte, maridan mejor con tintos más potentes. En definitiva, esto es relativo, pero para despejar las dudas, en general el vino tinto funciona de manera insuperable con la tortilla española.

tapa de tortilla, jamón y vino

Las mejores tapas para vinos blancos y vinos rosados

Si bien la potencia va más relacionada con el vino tinto, los sabores suaves maridan mejor con blancos y rosados. Hay que entender que el vino rosado encaja bien con tapas de arroz y pasta, así como con vegetales y pescados azules y grasos.

Por otro lado, el vino blanco, que cada vez atrae a un mayor público, se puede combinar con casi todas las tapas. Por ejemplo, el marisco, los pescados blancos y cualquier tipo de queso (excepto los viejos), se disfrutan a la perfección con esta bebida.

Del mismo modo, para tapas como el queso azul o una tabla de patés, un vino blanco más dulce es la mejor opción. Para los pimientos de padrón, al haberse elaborado con gran cantidad de aceite y algunos ser picantes, un vino blanco los complementará bien. Sin embargo, las banderillas, al tener un sabor ácido, maridarán mejor con vinos espumosos como el cava o el champán.

No es fácil determinar cuáles son los mejores vinos para tapas. Por ello, tener una ligera idea y comprender que los sabores fuertes maridan mejor con vinos tintos, y los sabores más suaves, con los blancos, es muy útil a la hora de elegir.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2820 veces

Comenta