Bodega Luigi Bosca: De Sangre y la identidad del terruño mendocino

Pablo Ponce

Viernes 14 de Mayo de 2021

Compártelo

Leído › 2354 veces

Pablo Cúneo, director enológico de Bodega Luigi Bosca

Los vinos provenientes de Bodega Luigi Bosca son sinónimo de historia del vino argentino. Recientemente cumplieron 120 años y con motivo de celebración se realizó la presentación de una de las líneas más importantes que tiene la bodega: De Sangre, una colección que muestra el potencial de diferentes terruños de Mendoza a través de la pureza de sus uvas.

Pablo Cúneo, director enológico de la bodega, contaba: "El trabajo de buscar en cada lugar un carácter propio, significó elaborar durante muchos años cada parcela por separado hasta determinar esa cualidad que la identifica y diferencia de las demás, entendiendo los factores que influyen en todo ese proceso (clima, suelo, trabajo, manejo)"

Es importante destacar que, para este trabajo de terruños, se vinificaron solo en viñedos propios (Maipú, Luján de Cuyo y Valle de Uco) posicionados geográficamente en zonas con características bien diferenciadas y definidas.

"Si bien cada uno de los vinos que forman la línea De Sangre son importantes para nosotros, le otorgamos un lugar especial al Cabernet Sauvignon el cuál combina las cuatro zonas en donde tenemos plantaciones. Estamos convencidos que el potencial logrado en este exponente nos puede posicionar internacionalmente, sin dejar de lado el Malbec" comenta Pablo.

La línea está comprendida por siete etiquetas, elegidas estratégicamente con el objetivo que el consumidor pueda conocer al vino argentino como tal a través de cada uno de los vinos de De Sangre. "Nuestra misión es llevar en cada copa el terruño de Mendoza de la forma más clara posible. Son vinos enmarcados en un hilo conductivo bien reconocido a través de la madurez de la fruta y la intensidad del color, con equilibrio y suavidad en boca dando una armonía final" finaliza Pablo.

Desarrollando la línea, podemos comenzar con De Sangre Malbec 2018, una combinación de dos zonas: Villa Seca y Altamira. Ambos poseen un suelo aluvional y pedregoso, aportando al vino estructura, pureza y tensión al paladar.

Luego se encuentra De Sangre Malbec D.O.C. 2019. Esta Denominación de Origen Controlada perteneciente a Luján de Cuyo, busca cuidar las características únicas que ofrece la primera zona vitinícola de Mendoza. Viñedos antiguos sobre suelo franco arenoso y pedregoso le da al vino sensaciones de fruta roja, especias, redondez a través de taninos dulces y entereza al paladar.

Si de tintos hablamos, el Cabernet Sauvignon no puede faltar. Un ensamble de cuatro zonas con mucha identidad propia cada una de ellas. Las Compuertas (Luján de Cuyo), Agrelo (Luján de Cuyo), Gualtallary (Tupungato) y Altamira (San Carlos). Estos dos últimos lugares, al estar más cerca de la montaña (Cordillera de Los Andes), encontramos suelos mucho más pedregosos que los situados en Luján de Cuyo, con características más franco arenosa. Como resultado nos entrega un vino sobrio, elegante, con una muy buena tipicidad varietal combinada entre sí.

También se encentra De Sangre Cabernet Franc 2018 elaborado con uvas provenientes de Maipú, Mendoza. Suelo netamente franco arenoso le confiere características frescas y cuerpo redondo a esta cepa que cada vez tiene más adeptos en todo el mundo.

Además de los Malbec ya mencionados, encontramos un De Sangre Edición Limitada 2017 de Altamira, San Carlos. El suelo pedregoso y calcáreo le transfiere al vino verticalidad y mineralidad con características florales, siempre presente en la tipicidad varietal del Malbec de altura.

Un vino blanco no puede faltar, es por eso que De Sangre White Blend 2020 es un gran representante en este portfolio. Creado a partir de Chardonnay, Semillón y Sauvignon Blanc de fincas situadas al pie de la Cordillera de Los Andes, en Gualtarrary, Tupungato. Nuevamente este tipo de suelo es actor principal frente al desarrollo de la tipicidad reflejado en la frescura, nervio y tensión de este vino.

Finalmente, De Sangre Red Blend 2019 es un corte formado por Cabernet Sauvignon, Syrah y leve aporte de Merlot, todos de viñedos ubicados en Luján de Cuyo (Las Compuertas y Agrelo).

Pablo Ponce
Enólogo egresado de la Facultad Don Bosco y comunicador vitivinícola.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2354 veces

Comenta