¿Cuál es el mejor momento para comprar una botella de vino joven?

Jueves 01 de Agosto de 2019

Leído › 3647 Veces

Las botellas de vino indican obligatoriamente un año de cosecha pero ¿cuál es la mejor época del año para comprar los jóvenes?

Es muy habitual oír que los vinos rosados y blancos jóvenes, "mejor de la añada en curso". Efectivamente, si vas a comprar vinos jóvenes es mejor que sean de la añada en curso, sobre todo en vinos rosados o blancos. Pero, ¿cuál es la "añada en curso"?

Como norma general, en la añada en curso el año de cosecha que figure inscrito en la etiqueta de la botella debe ser el anterior al actual, o máximo dos años atrás (especialmente si son vinos del hemisferio sur).

No olvides que la vendimia se realiza durante el mes de septiembre y los vinos jóvenes, que pasan el otoño e invierno en bodega, deberían estar en el mercado una vez entrada la primavera. Esto supone para el hemisferio norte el equivalente a que las cosechas que figuren en la etiqueta de la botella de vino sean del año anterior al actual, o de hace dos años siempre y cuando en el actual no se supere la primavera. En el caso del hemisferio sur, teniendo en cuenta que la primavera coincide hacia finales de año, los vinos jóvenes son aquellos que las botellas reflejan cosechas del año actual a la compra o máximo del anterior.

Para simplificar todo esto, basta con seguir la regla de los 3 años: No compres vinos jóvenes, de cualquier parte del mundo, con tres años de diferencia entre el de cosecha que figura en la etiqueta y el actual.

Pero, ¿qué pasa si lo haces? ¿estará en mal estado el vino? Los vinos jóvenes tienen un periodo óptimo de consumo, donde lo que se busca es precisamente su juventud, frescor y acidez. Si el vino joven es de cosechas posteriores y ha sido correctamente elaborado, no estará mal y se puede consumir perfectamente, simplemente habrá evolucionado o entrado en declive, perdiendo gradualmente toda su vivacidad y volviéndose cada vez más plano.

Para comprar vinos blancos y rosados jóvenes debes fijarte en el año de cosecha de la etiqueta y seguir la regla de los 3 años

Existe una gran excepción a todo lo anterior, la regla de compra de los 3 años no es válida para aquellos vinos blancos o rosados con crianza o de elaboraciones especiales. De hecho, si bien el periodo mínimo de crianza en blancos y rosados suele ser de 6 meses a lo que hay que sumar otro año que permanecen en bodega (18 meses en total antes de salir al mercado), también nos podemos encontrar estos tipos de vinos con envejecimientos de 48 meses o incluso más. Además, en el caso de los vinos blancos y rosados dulces (jereces, vendimias tardías, tostados, de hielo...) estos tienen un largo recorrido debido a su concentración de azúcar pudiendo alcanzar hasta los 50 años.

Por último, aunque en este artículo se explica el consumo de vinos jóvenes, blancos y rosados, a la mayoría de vinos jóvenes tintos también se podría aplicar el mismo criterio. Cabe destacar que los tintos poseen mayor capacidad de envejecimiento por su contenido en taninos, no obstante, si tenemos en cuenta que lo que buscamos en estos tipos de vinos es su juventud y carga frutal, no sería recomendable dejar pasar mucho más tiempo de la regla de los 3 años, si se desea consumir en su máxima expresión.

Con todo, teniendo en cuenta que cada bodega hace el vino de una manera particular y bajo criterios propios, ellos siempre tendrán la última palabra y, en caso de que lo detallen en la botella, siempre es recomendable seguir sus criterios de consumo que posiblemente no difieran mucho de todo lo visto hasta aquí.

LA FECHA CLAVE PARA COMPRAR VINOS JÓVENES AL MEJOR PRECIO

Tal y como hemos visto, las bodegas suelen sacan al mercado sus elaboraciones más jóvenes en primavera. Sin embargo, cuando las bodegas quieren lanzar al mercado estos nuevos vinos, y se encuentran que aún se venden botellas de añadas anteriores, bajan los precios para evitar colapsar el mercado y poder dar salida a los vinos.

Es el momento de las ofertas y, teniendo en cuenta que los vinos jóvenes con dos cosechas de anterioridad al año actual están en perfectas condiciones de consumo, podemos realizar buenas compras, y algunas de ellas muy interesantes, durante estas fechas.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta