El vino dispara un 25% sus ventas en alimentación hasta noviembre de 2020

Viernes 22 de Enero de 2021

Compártelo

Leído › 2415 veces

Las compras de vino en el canal de alimentación español aumentaron un excelente 25% durante los 11 primeros meses de 2020, hasta situarse en los 383,4 millones de litros y en los 1.075 millones de euros.

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), las compras de vino en el canal de alimentación español aumentaron un excelente 25% durante los 11 primeros meses de 2020, hasta situarse en los 383,4 millones de litros y en los 1.075 millones de euros, con un precio medio que se mantuvo estable (de 2,81 a 2,80 €/litro). Son 77,4 millones más de litros de vino adquiridos respecto al acumulado a noviembre de 2019, con un gasto que aumentó en 214,4 millones de euros.

El confinamiento como consecuencia del estado de alarma decretado en España por la pandemia de coronavirus contribuyó en gran medida a registrar este gran crecimiento. Hay que recordar, no obstante, que alimentación es solo uno de los canales de consumo de vino en España y que los datos analizados en el presente informe no incluyen, por tanto, las cifras de HoReCa (hostelería), así como de un tercer canal que incluiría las compras de vino online, las compras directas a bodegas, autoconsumos, catering y establecimientos temporales, actividades relacionadas con el enoturismo, etcétera.

Este crecimiento se explica por el enorme aumento registrado en abril y mayo, los dos primeros meses completos de confinamiento tras la decretación del estado de alarma en España a mediados de marzo, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Así, 2020 empezó con una caída del volumen de vino adquirido en alimentación del 8,9% en el mes de enero (-2,6 millones de litros), con ligero aumento del 2,9% en febrero (+0,8 millones) y del 1,3% en marzo (+0,3 millones); y llegaron abril y mayo, cuando las compras se dispararon un 61,2% (+18 millones) y un 46,4% (+14 millones) respectivamente.

Junio y julio registraron crecimientos que rondaron el 30%, más suave en agosto (+14,6%), conforme iba avanzando la desescalada. Sin embargo, observamos un repunte en septiembre (+21,4%), cuando comenzaron las restricciones en hostelería ante la llegada de la segunda ola. Este repunte lo confirman los datos de octubre (+30,3%) y noviembre (+44,5%).

Todos los tipos de vino crecieron a muy buen ritmo en valor y volumen en el acumulado a noviembre del pasado año, salvo los vinos de aguja, cuyas compras se desplomaron en el canal de alimentación, si bien con unas cifras absolutas que no afectan demasiado a la evolución global.

El vino tranquilo con Denominación de Origen (DOP) fue la categoría que más creció en este período tanto en volumen (+32,7%) como en valor (+31,3%), hasta alcanzar los 157,6 millones de litros y los 650 millones de euros, a un precio medio que bajó apenas un 1% hasta los 4,12 €/litro (-5 céntimos).

Los vinos tranquilos sin DOP ni IGP, crecieron un 24,7% hasta los 168 millones de litros (43,8% del total), tras un mes de noviembre espectacular.

Por otra parte, las compras de Cava y otros espumosos con DOP aumentaron cerca del 20% en el acumulado a noviembre de 2020, hasta rozar los 19 millones de litros y los 92 millones de euros, a un precio medio de 4,85 €/litro (-4 céntimos), superior al de cualquier otra categoría de vinos analizada.

El vino con IGP o de la Tierra creció más en términos de valor (+23,6%) que de volumen (+15%), al subir su precio medio un 7,5% hasta los 2,54 €/litro. Sus compras se situaron en los 25,4 millones de litros y en los 64,6 millones de euros, tras un mes de noviembre especialmente bueno.

El vino de licor creció en estos 11 meses un 10,2% en volumen y un 16% en valor, hasta los 11,7 millones de litros y los 43 millones de euros, a un precio medio un 5,4% superior (3,67 €/litro).

En cambio, según los datos del panel, el vino de aguja registró descensos del 56% en volumen y del 48% en valor, hasta los 1,7 millones de litros y los 5,8 millones de euros, y la mayor subida de precios (+17,4% hasta los 3,30 €/litro).

Por último, la categoría bebidas con vino (incluye sangrías, tintos de verano y vermuts) registró crecimientos del 16,7% en volumen y del 27% en valor, hasta superar los 81 millones de litros y los 139 millones de euros, a un precio medio que subió un 8,8% hasta los 1,72 €/litro.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2415 veces

Comenta