Intoxicación alcohólica: causas y alteraciones que genera en el organismo

Escrito porSalud Consultas

Jueves 13 de Agosto de 2020

Compártelo

Leído › 8484 veces

Dra. Ana Karina Fuentes
Saludconsultas.com

 

Introducción

La intoxicación por alcohol es una de las alteraciones del organismo más frecuentes generadas por el etanol y los efectos que produce corresponden a la concentración en sangre en especial en dosis elevadas.

Es uno de los motivos más comunes de abuso de sustancias adictivas en el mundo y afecta a casi todos los grupos etarios y a ambos sexos. Representa un 5.9% de todas las causas de  muertes a nivel global, es decir, unos 3.3 millones de defunciones, se asocia directamente con la mitad de los accidentes de tráfico y con una variedad de trastornos mentales y de la conducta.

En la adolescencia el consumo de alcohol puede desencadenar psicopatologías, alteraciones en el desarrollo social e intelectual afectando en gran medida su entorno laboral y familiar.

En las edades comprendidas entre los 20 a 39 años se registran un 25% de fallecimientos debido al consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Si el individuo comienza a exhibir problemas de comportamiento o se ve perjudicada su salud, se considera que está presentando un consumo extralimitado de alcohol.

¿Qué es una intoxicación por alcohol  y cuáles son sus causas?

La intoxicación por alcohol ocasiona una embriaguez que resulta de la ingesta excesiva de alcohol (etanol) que induce en el organismo efectos en distintos niveles de severidad, inclusive puede llevar a la muerte.

El etanol o alcohol etílico es el elemento psicoactivo primordial, la forma más común de alcohol y lo contienen las bebidas alcohólicas.

El etanol ingerido genera manifestaciones clínicas en dependencia de la cantidad de alcohol concentrado en sangre y del tiempo en el que se haya consumido.

Una vez es ingerido el alcohol un 30% es absorbido de forma acelerada por la mucosa gástrica, mientras que el 70% excedente por el intestino delgado y a través de sus paredes pasa al torrente sanguíneo.

La concentración máxima del etanol en sangre se produce entre los 30 a 90 minutos posterior a su ingesta, se metaboliza en su mayoría en el hígado (90%) mediante la actividad de la enzima alcohol deshidrogenasa encargada de transformar el etanol en acetaldehído, que es un compuesto tóxico responsable de producir los síntomas producto de la resaca como se le conoce coloquialmente.

Se elimina en pequeñas cantidades de entre el 2-10% por la orina, el sudor y los pulmones, lo que permite su detección a través del aire espirado de forma bastante precisa.

El alcohol en su ingreso al sistema nervioso central actúa como un depresor ocasionando alteraciones en su funcionamiento y por ende la intoxicación etílica o como es llamada popularmente borrachera.

¿Qué síntomas produce una intoxicación por alcohol?Las manifestaciones clínicas de una intoxicación por alcohol surgen en correspondencia con la concentración en sangre, ingesta rápida, si el paciente presenta tolerancia, cantidad de la bebida ingerida, patología orgánica de base, si se consume en combinación con medicamentos u otras sustancias de abuso, son elementos condicionantes del estado de ebriedad.

El alcohol se distribuye ampliamente en todas las células de los órganos y atraviesa de forma rápida la barrera hematoencefálica.

Durante la intoxicación ingresa al sistema nervioso central provocando depresión de sus funciones, entre las más importantes se encuentran:

Alteraciones de la conducta como desinhibición sexual, agresividad, detrimento de la capacidad de juicio, de la atención y de las relaciones sociales y laborales, estado de humor cambiante, exaltación, lenguaje inarticulado e inestabilidad en la marcha.

Las amnesias alcohólicas pueden prolongarse durante horas y se presentan en algunos pacientes con intoxicación etílica aguda.

El etanol en cantidades excesivas produce otros trastornos en el organismo de mayor severidad como reducción de la contractilidad cardiaca y efectos directos sobre el ritmo como la fibrilación auricular paroxística, sedación, coma, hipotensión, hipotermia e incluso la muerte en los casos más graves.

El abuso de alcohol es responsable de un aumento del riesgo de muerte repentina de los pacientes alcohólicos sin que esto se relacione con una patología cardiaca.

Finalmente si no es repetido el consumo, los efectos de la intoxicación etílica sobre el organismo disminuyen hasta desaparecer.

En cuanto al tratamiento se basa en las medidas de sostén, como regla se administra tiamina (Vitamina B1) por vía endovenosa. Se realiza en todos los pacientes con intoxicación alcohólica una glucemia capilar, si se detecta hipoglucemia se inicia una perfusión de glucosa.

Es fundamental la vigilancia de la aparición de complicaciones como vómitos y problemas respiratorios así como monitorización de la vía aérea y hemodinámica.

En caso de depleción de volumen es conveniente la hidratación parenteral y observar el desarrollo del nivel de conciencia, de no existir otras enfermedades asociadas el cuadro mejora paulatinamente.

ADVERTENCIA MÉDICA

Como se pudo observar el consumo excesivo de alcohol puede conllevar a una intoxicación etílica aguda o borrachera y aunque parezca inofensiva, la ebriedad podría ocasionar graves consecuencias a la salud e inclusive la muerte. Por lo que es importante cuidar la cantidad de bebidas alcohólicas que se consume, no sólo son unas copas en una fiesta, es tu vida la que está en riesgo y se incrementa si se combina con medicamentos u otras sustancias psicoactivas.

¿Tomar una cantidad moderada de alcohol en forma ocasional es dañino para la salud?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud el consumo moderado de alcohol se limita por día a menos de 20 g. para hombres y menos de 10g. para mujeres, superar estas cantidades se considera un consumo excesivo inclusive si es en forma ocasional y como tal, es perjudicial para la salud.

En Europa las cantidades de bebidas que contienen aproximadamente 10 g. de alcohol pueden ser:

Cerveza al 5%: 330 ml.

Vino al 12%: 140 ml.

Vinos al 18% como el jerez: 90 ml.

Por otro lado, la OMS refiere que estudios han demostrado que la ingesta de 10g. de alcohol al día podría ser beneficioso, ya que disminuye el riesgo de patologías cardiovasculares y sin importar el tipo de bebida alcohólica que se ingiera, sin embargo, reitera que un consumo extralimitado diario u ocasional causa graves consecuencias sobre el organismo incluyendo el corazón.

HECHO INTERESANTE O CONOCIMIENTO

Los asiáticos presentan resacas mucho más fuertes y menos probabilidades de volverse alcohólicos crónicos, ya que tienen poca tolerancia al etanol, esto se debe una insuficiencia de acetaldehído deshidrogenasa, enzima que transforma el alcohol a acetaldehído, este es un subproducto tóxico responsable de los síntomas ocasionados por el consumo excesivo de alcohol.

Resumen

La intoxicación por alcohol es una de las toxicomanías más frecuentes y es causante de millones de muertes alrededor del mundo. Ocasiona daños debido a sus dosis elevadas en sangre y se le asocian problemas de la conducta y trastornos psiquiátricos, potenciando sus efectos negativos en el organismo si se ingiere en combinación con otras sustancias psicoactivas y medicamentos.

Es de vital importancia comprender los mecanismos por los que el alcohol perjudica nuestro cuerpo si se ingiere en cantidades excesivas, ya que puede conllevar a una muerte prematura, por lo que es necesario fomentar la conciencia sobre un consumo responsable de bebidas alcohólicas y así evitar menoscabar tu calidad de vida y aún más importante tu salud

Un artículo de Salud Consultas
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8484 veces

Comenta