Argentina exportó en 2019 su mayor volumen de vino en 6 años, pero redujo sus ingresos por tercer año seguido

Miércoles 03 de Junio de 2020

Compártelo

Leído › 1334 veces

Las exportaciones argentinas crecieron un 7,3% en volumen hasta superar los 270 millones de litros, mejor dato desde 2013, pero el valor cayó un 4% hasta los 763 millones de dólares, el más bajo desde 2010. El precio medio bajó más el 10% hasta los 2,81 USD/litro, tras 5 años por encima de los 3 dólares.

Según datos publicados por la aduana argentina, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), Argentina aumentó un 7,3% el volumen de vino exportado en 2019, hasta rozar los 272 millones de litros, mayor cantidad de los últimos 6 años. Sin embargo, sigue lejos de la cifra de 2008, máximo hasta la fecha con 427 millones. Pese a crecer en 2019 en volumen por segundo año consecutivo, Argentina redujo el valor de sus exportaciones de vino por tercer año seguido, hasta bajar ligeramente de los 763 millones de dólares (-3,9%), lejos del récord de 2012 (913 millones). El precio medio bajó un 10,5% hasta los 2,81 USD/litro, el menor desde 2013, tras 5 años seguidos por encima de la barrera de los 3 dólares.

Aunque actualmente se encuentra lejos, como hemos comentado, de sus máximos históricos, las exportaciones de vino argentino han crecido desde el año 2000 a un ritmo anual medio del 5,9% en volumen (de 91 a 272 millones de litros) y del 8,9% en valor (de 150 a 763 millones de dólares), con un precio que ha subido notablemente en estos 20 años, ya que en el año 2000 se situó en los 1,65 USD, llegando a bajar de los 1,30 USD en 2006.

Envasado y sobre todo granel crecieron en volumen, pero todos los vinos perdieron valor

En 2019, todos los tipos de vino cayeron en términos de valor, con el bag-in-box, cuyo volumen se desplomó (aunque tiene escasa presencia en exportación), como único que subió de precio. El vino envasado fue el que menos cayó en valor (-3,5%), representando más del 90% de la facturación total, seguido de lejos por el granel, (-4,6%), que supuso el 7,3%. El envasado bajó ligeramente de los 700 millones de dólares, lo que no ocurría desde 2010, aunque su crecimiento en lo que va de siglo ha sido espectacular (125 millones USD en el año 2000), ya que su precio medio ha subido notablemente, siendo el único tipo de vino que se ha encarecido en este periodo. En términos de volumen, el granel volvió a ser el protagonista positivo de las exportaciones argentinas tras crecer un 23,5%, si bien esta cifra sigue muy lejos de las registradas años atrás (218 millones en 2008). El granel ya creció bastante en 2018, aunque se trató más de una recuperación, tras desplomarse sus ventas en 2016 y 2017, tras cortas cosechas. El envasado creció un leve 1,4% en volumen tras 2 años de caídas, mientras que las exportaciones de vino espumoso cayeron en torno al 10% en litros y casi un 20% en dólares respecto a 2018, año en el que ya disminuyeron bastante. Estas tres categorías bajaron de precio, más el granel (-22,7%) que el espumoso (-9,5%) y el envasado (-4,8%).

La progresiva subida de precios experimentada en lo que va de siglo por el vino envasado explica que hoy en día abarque más cuota de mercado que en el año 2000 en términos de valor, pese a haber perdido más de 10 puntos porcentuales en volumen. En cambio, el granel tiene hoy mucho más peso en volumen pero menos en valor, con fuerte pérdida del espumoso en ambos aspectos, cuyo valor incluso fue superior en el año 2000 (10,2 millones de dólares) que en 2019 (9,4 millones).

EE.UU. marcó en gran medida la evolución global, para bien (volumen) y para mal (valor)

Entre los 10 principales mercados en volumen, solo Holanda, noveno, cayó en 2019, todos a precios más bajos. Estados Unidos, primer mercado de forma destacada con 65,8 millones de litros y 341,3 millones de dólares, marcó en gran medida la evolución global, al crecer un 8,3% en volumen pero caer un 6,4% en valor, registrando en este caso su peor dato de la década. En volumen, sigue muy lejos del máximo de 2012, cuando superó los 170 millones de litros, casi el triple que las compras realizadas en 2019. EE.UU. bajó de precio un 13,6% hasta los 3,67 USD/litro, aún muy superior a la media.

Canadá, China, Rusia o México irrumpen con fuerza gracias al granel, que cayó un 84% en España, pero vuelve a crecer en 2020

Por otra parte, Reino Unido gana cuota como segundo destino al batir récords históricos, con 42,3 millones de litros (+19,6%) y 114,3 millones de dólares (+7%), al precio más bajo desde 2009, con 2,70 USD/litro. Canadá se consolida como tercer destino en volumen (+49%), aunque solo creció un 1,9% en valor al desplomarse su precio medio (-32%), al ser un granel muy barato el que marcó su crecimiento. Algo similar ocurre con China, quinto mercado y donde las ventas se triplicaron en volumen pero apenas crecieron un 3,7% en valor, con bajada de precios del 66%. El granel vendido a Canadá se situó en los 42 centavos por litro; el suministrado a China, a solo 24 centavos. Respecto a otros mercados, Brasil gana cuota como cuarto cliente, sobre todo en valor, en un gran año para Rusia y México (también granel). En cambio, destaca el desplome de España, que ha pasado en solo un año de cuarto destino con 22,4 millones de litros, cuando necesitó importar granel para satisfacer su demanda tras una cosecha corta 2017, a undécimo con apenas 3,6 millones (- 84%). Sin embargo, los primeros datos de 2020 muestran un gran aumento de las ventas de granel a España.

EE.UU. vuelve a ser 6 años después el primer mercado para el espumoso argentino en valor

La última vez que EE.UU. lideró las ventas en valor fue en 2013. Desde entonces, se han alternado el primer puesto Brasil y Chile, si bien ambos países registraron fuertes caídas en 2018, siendo superados por Estados Unidos, que creció ligeramente. En volumen, Brasil mantiene su primer puesto del ranking pese a caer un 7,3%, seguido de Estados Unidos (+6%), que se distancia de Chile (-35%) como segundo destino. Argentina redujo más que la media sus ventas a Paraguay, cuarto mercado, en un gran año para Ecuador, Reino Unido o Colombia. En cambio, desplome de ventas de espumoso argentino a Panamá, Canadá y Bolivia, que salen del “top 15”.

EE.UU. pierde algo de cuota como primer mercado para el envasado, en un año récord para las ventas a Reino Unido

Aunque evolucionó algo peor que la media, Estados Unidos se mantiene como el principal destino mundial para el vino envasado argentino de forma clara, con 50,6 millones de litros (+0,6%) y 231 millones de dólares (-5,2%) en 2019, cifras que suponen alrededor el 30% de las ventas totales. Reino Unido gana cuota como segundo mercado, al crecer un 5,6% en volumen y un 2% en valor, hasta los 26,5 millones de litros y los 91,3 millones de dólares, récords históricos. En cambio, las ventas a Estados Unidos siguen lejos de las registradas años atrás. Brasil (+9%) se distancia de Canadá (- 2,6%) como tercer mercado en volumen, si bien Canadá (-3,2%) sigue por delante de Brasil (+2,6%) en valor, al registrar un precio medio un dólar por litro superior al del país brasileño. El resto de países analizados registró caídas en valor salvo Colombia y Rusia, si bien fueron cuatro los que crecieron en volumen: además de Colombia y Rusia, Perú y Alemania. Destaca la subida de ventas en volumen a Paraguay, aunque un precio mucho más bajo que en 2018 (-28%), y muy inferior al resto (1,10 USD/l.), le hicieron caer más del 20% en valor.

La aduana argentina declara una caída del 85% en la exportación de bag-in-box

Pese a que la nueva nomenclatura combinada, que permite conocer los datos correspondientes al vino en envases entre 2 y 10 litros, mayormente bag-in-box, entró en vigor en enero de 2017, Argentina no aplicó los nuevos códigos hasta enero de 2018. Según datos oficiales de la aduana argentina, las exportaciones de BiB se desplomaron un 85% en volumen en 2019 (de 659.000 a menos de 100.000 litros), con numerosos países registrando caídas del 100%: Suecia, Dinamarca, Alemania, Noruega, Finlandia… Los datos muestran que Argentina solo exportó vino a cinco mercados, siendo Estados Unidos el primero de forma clara pese a registrar pérdidas cercanas al 20%. La aduana argentina declara como segundo mercado a un destinatario bajo el nombre de “No State (Continent)”. El resto de mercados a los que exportó BiB fueron Brasil, Canadá y Reino Unido, este último con un descenso del 99,9%. Datos oficiales, pero, cuanto menos, extraños.

Norteamérica, Reino Unido y nuevos mercados como China, Rusia y México compensaron el desplome del granel argentino en España y Sudáfrica

Tras el desplome sufrido en 2017 como consecuencia de una cosecha especialmente corta, Argentina recuperó exportaciones de granel en 2019 por segundo año consecutivo, creciendo un 23,5% respecto al año anterior, si bien sus ventas siguen muy lejos de las realizadas en la pasada década. En 2019, Canadá se situó como primer destino en volumen al crecer un 131%, por delante de Reino Unido (+55,6%) y Estados Unidos (+48%), pese a que ambos crecieron también muy por encima de la media. China, Rusia y México han pasado de no importar granel argentino en 2018, a situarse como cuarto, quito y sexto mercado en 2019. Llama la atención los precios tan bajos registrados por estos tres países, todos por debajo de los 30 centavos por litro. Canadá (42 centavos) y EE.UU. (55) también registraron precios inferiores a la media, a diferencia de Reino Unido (1,43 USD). Gran aumento de las ventas a Alemania, Francia y Suecia. En cambio, España ha pasado de primer mercado en 2018 de forma muy clara con casi 22 millones de litros, a cerrar 2019 en el octavo puesto con menos de 3 millones, si bien las ventas de granel argentino hacia nuestro país se han disparado al comienzo de este 2020. Sudáfrica pasa de segundo a séptimo mercado al caer un 63%. En valor, Reino Unido rompió con la caída global y se consolida como primer mercado (+33%), seguido de Canadá (+62%) y EE.UU. (- 33%), los tres con fuertes bajadas de precio, al igual que el resto de principales mercados.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1334 veces

Comenta