Numun Syrah: realidad de día, sueño de noche

Javier Campo

Viernes 09 de Septiembre de 2016

Leído › 2652 Veces

Las Bodegas San Isidro de la DOP Jumilla llevan desde 1934 elaborando vinos. Durante todo éste tiempo, el esfuerzo de sus cooperativistas se ha visto recompensado por el reconocimiento a vinos de altísima calidad

Y en medio de las tierras calizas y agrestes de Murcia, nace en Jumilla el Numun Syrah, un varietal que vendimian de noche para mantener la temperatura óptima de las bayas antes de iniciar el proceso de fermentación y obtener el mejor resultado. La variedad syrah madura pronto, y su producción es más bien baja, pero a cambio concentra mucho su propia identidad. Tras una larga maceración, se obtiene la máxima expresión de este vino joven y con carácter.

Es cierto que Jumilla destaca por vinos elaborados con la variedad Monastrell, y especialmente, Bodegas San Isidro que posee la mayor extensión de ésta su variedad reina, pero otras como la petit verdot y la Syrah, como es el caso, ofrecen elementos singulares y diferenciadores sin necesidad de perder la identidad de la Denominación.

En el numun syrah descubrimos una altísima capa de color rojo oscuro con ribetes morados y una tractivo brillo. En nariz y a copa parada, flores violetas aparecen como si de un jardín se tratase. Al entrar en movimiento aparecen frutas rojas intensas con reminiscencias verdes. En boca es potente al principio. Luego se suaviza y se torna un tanto dulce. Tiene un post gusto bastante largo para ser un tinto joven. Su acidez sugiere que podrá aguantar uno o dos años. Bébelo acompañado de quesos y embutidos, aunque es un vino muy camaleónico y versátil en lo que se refiere al maridaje.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

Comenta