¿El sistema En Primeur se está volviendo irrelevante?

Inversores se retiran del En Primeur 2023 ¿Fin de una era?

Jueves 02 de Mayo de 2024

Compártelo

Leído › 3597 veces

Mads Jensen, CEO de RareWine Group
Mads Jensen, CEO de RareWine Group

En el corazón de la región vinícola de Burdeos, una de las más prestigiosas del mundo, se está gestando un cambio notable en cómo los inversores ven el tradicional sistema de En Primeur, particularmente con la cosecha de 2023. Esta práctica, que permite a compradores adquirir vinos antes de ser embotellados, se enfrenta ahora a un creciente escepticismo debido a varios factores emergentes que podrían estar redefiniendo las estrategias de inversión en el sector vitivinícola.

El sistema de En Primeur ha sido una columna vertebral para las finanzas de los viticultores de Burdeos, proporcionándoles un flujo de caja esencial al vender barricas de vino que no se embotellarán hasta uno o dos años después. Los compradores, por su parte, han disfrutado de precios potencialmente más bajos y acceso anticipado a vinos prometedores. Sin embargo, el brillo de esta práctica se ha visto algo empañado recientemente.

La cosecha de 2023 ha venido acompañada de un recorte del 30% en los precios, un movimiento defensivo destinado a reactivar el interés en un sistema que ha estado perdiendo atractivo. La abundancia de cosechas anteriores de alta calidad disponibles a precios competitivos y un aumento en los costos de financiamiento y almacenamiento han contribuido a una saturación del mercado y un replanteamiento del valor de los vinos de Burdeos en este formato.

Cautela entre los inversores

RareWine Invest, un fondo de inversión en vinos, ha optado por una postura más reservada este año, destacando la necesidad de cautela. Mads Jensen, el director ejecutivo del grupo, señala que el análisis preliminar de la calidad de la cosecha no justifica una inversión agresiva. Esta prudencia resuena en un mercado donde la demanda está flaqueando y la estabilidad económica global sigue siendo incierta.

El enfoque de RareWine Invest es meticuloso y basado en datos. Su evaluación de los principales châteaux muestra que, a pesar de las reducciones de precios, el retorno esperado de la inversión para la cosecha de 2023 no es atractivo en comparación con años anteriores. Esto sugiere que los inversores, especialmente los que buscan valor a largo plazo, podrían encontrar mejores oportunidades en cosechas pasadas o incluso en otras regiones vitivinícolas que estén experimentando una dinámica de mercado más favorable.

El futuro de Burdeos y las tendencias del consumo

Burdeos se encuentra en una encrucijada, con la necesidad de adaptarse a las tendencias globales que favorecen perfiles de vino más ligeros y sostenibles. Este cambio en las preferencias de los consumidores podría requerir una revisión estratégica de los tipos de vino que se ofrecen bajo el sistema En Primeur.

Invertir en la cosecha En Primeur de 2023 conlleva riesgos significativos. Aunque los precios reducidos pueden ser atractivos, los factores económicos y cualitativos actuales aconsejan una aproximación cautelosa. Para aquellos interesados en invertir, podría ser más prudente considerar vintajes anteriores o explorar otras regiones vitivinícolas que ofrezcan una mejor relación calidad-precio y estabilidad de inversión.

Mientras Burdeos lucha por redefinir su lugar en el mundo vitivinícola moderno, la campaña En Primeur de 2023 podría ser un momento decisivo que impulse cambios necesarios o una oportunidad perdida para adaptarse a un mercado que cambia rápidamente.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3597 veces