La vendimia más temprana en 150 años de tradición

Cambio climático y vendimia, el peculiar caso de Bodegas Langa

Viernes 15 de Septiembre de 2023

Compártelo

Leído › 6386 veces

Bodegas Langa ha sorprendido al mundo del vino al iniciar su vendimia más temprana en 150 años. Situada en el área de producción de Calatayud, la vendimia de la Garnacha autóctona, especialmente de su Garnacha tinta, se ha caracterizado históricamente por ser una de las más tardías de Aragón y España. Esta vendimia comienza normalmente a finales de septiembre y puede extenderse hasta octubre, siendo este comportamiento una adaptación a las condiciones climáticas extremas de la región, con veranos intensamente calurosos e inviernos fríos y secos.

Este 2023, sin embargo, las cosas han cambiado. A finales de agosto, la bodega adelantó que comenzaría su vendimia con la variedad de uva blanca Chardonnay dos semanas antes de lo usual, debido al aumento de las temperaturas registradas en toda la península este año. Este clima más cálido causó una maduración más rápida de las uvas, pero afortunadamente, esto no mermó su calidad. La fruta mostró sus propiedades organolépticas en su máximo esplendor.

No solo la uva Chardonnay experimentó cambios en su ciclo. Por primera vez en la historia de Bodegas Langa, también se adelantó la vendimia de su Garnacha, comenzando la cosecha el 11 de septiembre de 2023, dos semanas antes de lo habitual. Este cambio en las fechas se asemejó al experimentado con la variedad Chardonnay. Las recientes lluvias en Calatayud mejoraron las expectativas y, por ello, se anticipa una cosecha similar a la del año anterior, con un volumen normal y una calidad óptima.

El año no fue sencillo para el sector vitivinícola. La combinación de falta de lluvia y el calor extremo causaron que las frutas no maduraran de manera uniforme. Ante esta situación, Bodegas Langa optó por adelantar la vendimia con la intención de producir vinos más frescos y aromáticos. La escasez de humedad, resultado directo de la sequía, permitió comenzar la vendimia con uvas y viñas en excelente estado sanitario, al haber evitado afectaciones fúngicas.

César Langa, director técnico de Bodegas Langa, compartió una singularidad de su viñedo en El Frasno. El "Jumandil", un viento característico de la zona, seca rápidamente las hojas, evitando la proliferación de hongos tras las lluvias, gracias al calor y la humedad. Por esta razón, César Langa se encuentra expectante y emocionado por la cosecha 2023, la cual considera que traerá vinos con una personalidad única, diferentes a lo que han producido anteriormente. "La enología se trata de llevar la esencia real del campo a la copa", afirma.

Bodegas Langa tiene sus raíces en Calatayud, Zaragoza, a los pies de la sierra Vicor. Esta región fue un lugar sagrado para los antiguos celtíberos y sirvió de inspiración al poeta romano Marco Valerio Marcial. Fundada en 1867 por Mariano Langa Gallego, la bodega ha transitado de generación en generación, perpetuando un espíritu innovador y una pasión irrefrenable por el vino.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6386 veces