Visita las bodegas del Penedés gracias a esta ruta enológica

Vilma Delgado

Viernes 26 de Febrero de 2021

Compártelo

Leído › 1568 veces

Las bodegas del Penedés son una visita obligada si quieres acercarte a los vinos producidos desde el respeto a la tradición y a los métodos ancestrales. Todo sin perder de vista la innovación en el tratamiento de los vinos y el mimo y cuidado con el que se articula el enoturismo en el Penedés. Descubramos esta región vitivinícola bañada por el sol y la influencia del Mediterráneo. 

Todo lo que debes saber sobre los vinos de la D. O. Penedés

La D. O. Penedés abarca una gran franja del territorio catalán, delimitada por la Cordillera Prelitoral y el Mediterráneo. Una de las principales características que imprimen carácter a su producción vinícola es la riqueza de microclimas que aparecen en la zona y que aportan distintas cualidades organolépticas a sus vinos. 

La D.O. Se estructura en tres zonas diferenciadas: 

Penedés superior

Es el más cercano a la zona montañosa. Su clima está marcado por el contraste de temperaturas y las precipitaciones más abundantes.

Penedés marítimo

Situado junto al mar, goza de las bondades del clima Mediterráneo, con temperaturas más suaves y menos lluvias. 

Penedés central

Se localiza entre el Penedés superior y el marítimo, comparte características con ambas zonas. 

¿Cómo se determina si un vino pertenece a la D.O.?

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen establece la normativa para que un vino pueda incluirse en la misma. 

Para ello, los inspectores de la D. O. analizan muestras pertenecientes a todas las partidas de vino de la bodega. Estas muestras pasan a un comité de cata compuesto por expertos que determina su idoneidad. Además, se lleva a cabo un análisis químico para refrendar que el vino cumple con los parámetros de calidad.

Una condición indispensable es que la uva proceda de los viñedos de la D. O.

Foto: DO Penedés

Variedades de vino blanco

La D. O. Penedés es conocida por la calidad de sus blancos. Encontramos vinos elaborados con las variedades tradicionales de uva, como la xarel·lo, la macabeo, malvasía de Sitges y la parellada. Pero también vinos producidos con variedades que se han aclimatado bien a la zona como la sauvignon blanc, chardonnay o riesling

Variedades de tinto

Los tintos son producto de la innovación acompañada de la recuperación de variedades que estaban en desuso en la zona. Las variedades merlot, garnacha o syrah conviven con otras autóctonas, como la samsó o la ull de llebre.

Espumosos de calidad

Espumosos Clàssic Penedès. Foto: DO Penedés

Los espumosos de calidad están dentro de la D.O. bajo el epígrafe Clàssic Penedès, nombre que se estableció en 2014. Estos vinos siguen los procesos de elaboración ancestrales y se producen con técnicas totalmente ecológicas. Esto ha hecho que la D.O. Penedés sea la única en el mundo 100 % ecológica en la categoría de espumosos de calidad

Además, estos vinos se elaboran con uva de la denominación, lo que potencia las variedades locales. Todos estos espumosos pasan un mínimo de 15 meses en bodega, por lo que son vinos de reserva. 

Ruta de enoturismo por Penedés

El enoturismo en el Penedés está marcado por una amplia oferta de experiencias que incluyen las visitas guiadas a muchas de sus bodegas, la degustación de maridajes y catas y las rutas que combinan enoturismo con turismo activo. 

Todo ello en un paisaje lleno de riqueza natural en el que los contrastes entre mar y montaña son tan sugestivos como la variedad de matices entre sus vinos. 

Te recomendamos algunas de las bodegas y cavas imprescindibles para trazar tu ruta y disfrutar del Penedés y su vino. 

Carretera del Vi

Una visita obligada a las bodegas del Penedés es la llamada Carretera del Vi. Se trata de una ruta formada por trece bodegas pertenecientes a siete municipios de las comarcas del Penedés y el Garraf. Esta ruta recupera el antiguo trazado comercial que usaban los romanos para vender sus vinos. 

Además de conocer las bodegas de esta ruta, la experiencia se complementa con la riqueza arqueológica y patrimonial de la zona, donde podemos conocer desde vestigios íberos a edificaciones modernistas. 

Cavas Llopart

Si quieres conocer una de las bodegas con mayor solera de la zona, debes visitar Cavas Llopart. Existe documentación que demuestra su vinculación con la producción de vinos fechada en 1385. En la actualidad, esta bodega cuenta con viñas singulares llamadas Les Flandes, que están rodeadas de un impresionante bosque lleno de vida animal y vegetal. 

El cultivo ecológico y el respeto hacia el entorno son las bases de esta bodega de tradición familiar, que ha diseñado distintos tipos de visitas y actividades, como una cata panorámica o la posibilidad de contemplar las lágrimas de la vid al inicio de la primavera. 

Can Bonastre

Si quieres combinar enoturismo y turismo de bienestar: ¿qué mejor que visitar una bodega con spa de vino? Can Bonastre ofrece visitas guiadas a sus viñas y bodega y la posibilidad de disfrutar de un spa con unas impresionantes vistas a la montaña de Montserrat que podrás contemplar mientras te relajas con un tratamiento de cavaterapia. 

 

Las bodegas del Penedés son un destino obligado para los amantes del enoturismo que valoran el entorno natural, el respeto por la tradición y la ecología. La singularidad de sus vinos y cavas te sorprenderá.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1568 veces

Comenta