Maridajes calientes para combatir el frío

Javier Campo

Viernes 08 de Enero de 2021

Compártelo

Leído › 2075 veces

Por favor que nadie piense en nada indecoroso al leer el título de este artículo. Os invitamos a que, en esta época de frío, podáis tomar una bebida caliente con un tentempié a modo de desayuno, brunch o merienda, y es que estos momentos del día también pueden ser disfrutados con deliciosos maridajes.

Quizás uno de estos momentos por excelencia en un país como España sea el chocolate con churros, especialmente en invierno. Pues démosle la vuelta un poco al tema y para acompañar nuestros churros calentitos vamos a maridarlo con chocolate caliente y con brandy de cerezas. Seguro que a más de uno cuando lo pruebe, le recuerda a una conocida marca de bombones rellenos. Este maridaje podríamos llamarlo Churros Cariño Mío. Os va a encantar.

Bombardino

Para los que os gusta los pasteles de crema, dulces rellenos de esta delicia pastelera, como el chucho o xuxu, también tiene un buen amigo en lo que a las bebidas se refiere. El ponche de huevo se toma en muchos lugares, pero en Italia te lo sirven bien calentito con nata montada y espolvoreado de canela. Lo llaman Bombardino y no tiene nada que ver con el instrumento sino con una pequeña bomba ya que te quita el frío de golpe.

El apfelstrudel es uno de esos postres que se suelen calentar antes de comer y como está hecha con manzana el maridaje aquí está más que claro. Una buena sidra caliente con una nube de merengue y sus bastoncitos de canela y anís estrellado. Sí, es verdad, aquí hay mucha caloría, pero es de lo que se trata en las gélidas tardes de enero. Otra opción igualmente válida para esta bebida, sería la tarta de manzana.

Sidra caliente

La hora del té en Inglaterra no se perdona. La buttercream con galletas o en cupcakes acompañan a las cinco en punto cada tarde a los británicos en esa especie de tradición que se ha convertido en todo un ritual y que muchos optan por alegrar añadiendo al té unas gotas generosas de whisky escoces para ayudar a mantener de una sola vez dos costumbres muy de Reino Unido: el té y el whisky.

Podríamos seguir con galletas de gengibre y acompañado de un Tom y Jerry, un cóctel tradicional de Navidad en los Estados Unidos, ideado por el periodista británico Pierce Egan en la década de 1820, elaborado como una variante de ponche de huevo con brandy y ron y se sirve caliente, generalmente en una taza o un tazón.

Con el ron de vainilla, un clásico arreglado o reposado con vainas de vainilla frescas, azúcar de caña y ron blanco, acompañado con bizcocho.

Glüwein o vino caliente

Y por su puesto, si una bebida caliente no puede fallar en invierno es el glüwein o vino caliente (puedes ver su elaboración aquí) que acompaña perfectamente unas tostadas de queso fundido.

Y si eres de los que prefiere la cerveza, pues una GlühbierGlühkriek, se trata de una cerveza caliente de Bélgica que acompañará muy bien con una sopa de cebolla.

 

Las posibilidades tanto en dulce como en salado son altas, aunque el azúcar gana por goleada. Así que estas tardes de invierno, merendar y beber, son un tema caliente.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2075 veces

Comenta