Vino ¿para mascotas?

Javier Campo

Lunes 20 de Enero de 2020

Compártelo

Leído › 1857 veces

Foto: woofandbrew

Mira que los que tenemos perro nos gusta cuidar de nuestro amigo, pero entrar en una tienda de animales y ver una sección que se llame "Pet Celler" es lo máximo

Pues sí. Tal como lo oyes (o lo lees), mientras tu te tomas una copa de tu vino preferido, tu perro se puede tomar un vino o una cervecita depende de sus gustos.

Oye mira, que al gato le das un pienso de salmón, pues porque no lo va a maridad con un MosCATo o tu perro hoy tiene como menú una lata de trozos de buey no ha y nada mejor que un bol con un Pinot Leasheo.

Os prometo que esto es totalmente real y existe. De hecho, en varios países ya causa furor, aunque en España nos haya llegado un poco tarde y de rebote por alguna cadena de tiendas para mascotas.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Apollo Peak Cat Wine (@apollopeak) el 22 Nov, 2019 a las 4:34 PST

Algunas empresas dedicadas a la alimentación, de mascotas, se han puesto las pilas y han creado varias líneas de bebidas, obviamente sin alcohol, para nuestros amiguitos de cuatro patas.

Todo esto lo podemos encontrar en varios formatos y, con muchas marcas que han lanzado líneas diferenciadas para perros o gatos, en blanco, tinto o rosado. El tema de los espumosos lo están estudiando aun.

Sin uvas y sin alcohol, algunos de estos líquidos se elaboran con infusiones de hierbas, plantas, raíces y, hay otros que se elaboran con caldo de pollo, patata, ajo, especies, etc. Toma ya producto gourmet.

Aquí los que se llevan la palma a nivel mundial son los japoneses y los ingleses que se juegan el primer puesto en este ranking de The Best's Pet Drinks con creaciones increíbles de cervezas y vinos para mascotas y que están pensados y elaborados por equipos de veterinarios que garantizan en todo momento que nuestras mascotas no sufran ningún daño ni directamente ni a causa de los efectos secundarios.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de WOOF&BREW (@woofandbrew) el 4 Dic, 2019 a las 12:01 PST

Y es que no hay nada mejor después de un estresante día de trabajo que, llegar a casa y servirte una copa de vino, escuchar un poco de música o ver la tele y olvidarte de lo dura que ha sido la jornada para ti y para tu perro que espera con ojos expectantes que a él también le sirvas una copita, por aquello del estrés también. Luego, preparamos la cena y unos snacks a compartir (que ya hay para humanos y mascotas) y acabamos con un cafecito para ti y un Puppucino de Starbucks.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1857 veces

Comenta