Nuevos aranceles sobre el vino español en EEUU (I)

Escrito por

Miércoles 08 de Enero de 2020

Compártelo

Leído › 6253 veces

El pasado 18 de octubre, EEUU impuso aranceles del 25% sobre los vinos españoles de no más de 14º de alcohol y envase de menos de 2 litros, ad valorem, sin previo aviso, estando en el mar contenedores de vino español camino de nuestros clientes norteamericanos, cuyos importadores tendrán que pagar ahora el arancel en aduana. A partir del próximo 18 de enero, la USTR (United States Trade Representative) ha avisado de que estos aranceles subirán al 100% y serán aplicables a todos nuestros vinos, de cualquier graduación y en cualquier envase incluyendo el granel.

La USTR tiene abierto un canal para presentar alegaciones ante el Congreso. Este escrito trata dar alguna información adicional, e invita a los lectores de VINETUR a que presenten alegaciones por el canal que se facilita al final.

Primer documento de aranceles de 25% para vinos a partir del 18 de octubre de 2019 Arancel del 25% del valor de compra ad valorem [Part 10] 

  • Partida HTS 2204.21.50 / a<=14º, v<=2l, no espumosos, no italianos

Segundo documento de aumento de aranceles al 100% para vinos a partir del 18 de enero de 2020 Arancel del 100% del valor de compra ad valorem [Section II] Todos los vinos, todos los volúmenes, todos los paises europeos

  • Partida HTS 2204.10.00 sparkling
  • Partida HTS 2204.21.30 Tokaj (Hungary, sweet, nectar like, acid)
  • Partida HTS 2204.21.60 Marsala (Sicily, fortified)
  • Partida HTS 2204.21.80 /  a>14º, v<=2l, no espumosos
  • Partidas HTS 2204.22.20 - 40 - 60 - 80 all a, all v
  • Partidas HTS 2204.29.61 /  a<=14º, v>10l
  • Partidas HTS 2204.29.81 /  a>14º, v>10l

 ¿CÓMO FUNCIONA UN ARANCEL?

Un arancel es un impuesto sobre un producto importado. Cuando un producto, digamos un queso manchego o un rosado de Somontano, llegan a EEUU, el importador debe pagar el arancel.

Tradicionalmente, los aranceles han servido para dos cosas: aumentar los ingresos del gobierno y proteger a los productores nacionales (si, por ejemplo, se persigue aumentar la producción de vino rosado en Virginia, se ponen aranceles sobre el rosado procedente del Pirineo español).  Los aranceles dejaron de ser herramienta común de los gobiernos a finales del pasado siglo al tiempo que el comercio global florecía y eran culpados de haber agravado la Gran Depresión de los años 30.  Los economistas explicaban que, a la larga, sólo conseguían que los demás gobiernos aplicasen aranceles sobre las exportaciones de uno, y al final, nadie comerciase con nadie. ¿Es esto lo que acabará pasando ahora?

 JUEGOS POLÍTICOS QUE PERJUDICAN EL LIBRE COMERCIO

El 2 de octubre de 2019, la Organización Mundial del Comercio (OMC) dio luz verde al Gobierno de los EEUU para que impusiese aranceles a la UE por no más de $7.500 M anuales en compensación por el daño infligido a BOEING con los subsidios públicos a AIRBUS. Como la UE interpuso también una demanda por las ayudas a BOEING seis meses después, la OMC en su resolución, pide al Gobierno de los EEUU que espere a su próxima resolución sobre la demanda europea para evitar el escalado a una guerra comercial.

Al tiempo, el Gobierno de EEUU amenaza con bloquear la renovación del órgano de jueces de la OMC donde 164 países venían dirimiendo sus disputas comerciales. En definitiva, pareciese que lo que se pretende al final, es que el "viejo orden" sea sustituido por uno nuevo de negociación bilateral entre países, donde los dos más fuertes, EEUU y China, impondrán sus condiciones (recordemos que China a su vez, tiene recientes aranceles de casi el 100% sobre el vino americano en sus guerras comerciales).

Siendo complicado seguir todos estos juegos políticos y sus relaciones, hay una cosa clara: la disputa actual entre los EEUU y la UE, no tiene nada que ver con nuestro vino.

 ¿QUIÉN PAGA EL PATO?

Ni los gobiernos europeos ni el de EEUU pagan los aranceles. Lo hacen los consumidores norteamericanos.

Los productores e importadores asumen, de momento, el incremento de precios cuanto pueden porque no quieren perder a sus clientes. Pero no podrán hacerlo por mucho tiempo. Los precios del vino importado en EEUU subirán. Y al tiempo que los productores domésticos se beneficiarán, sus precios también irán subiendo. El perjudicado es siempre el consumidor, que además, tendrá menos donde elegir.

 ALEGACIONES

El canal facilitado por el Congreso de los Estados Unidos para presentar alegaciones a favor o en contra de este aumento de aranceles es el siguiente:  comente aquí

Les invito a que lo utilicen antes del próximo día 13 de enero. Nosotros ya lo hemos hecho para evitar, en la medida de nuestras posibilidades, las penalizaciones injustas de estas medidas sobre el vino español (a la vista en https://www.regulations.gov e introduciendo 1k4-9eb9-jb1v en SEARCH)

Un artículo de CODIPRAL©
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 6253 veces

Comenta