El vino ha sido el protagonista durante todo el mes de noviembre en Gran Canaria

Lunes 02 de Diciembre de 2019

Leído › 476 Veces

Santa Brígida ha acogido durante todo el mes el evento Santa Brígida con Vino, que se celebra desde 2014 en el municipio satauteño

El vino ha sido el protagonista durante todo el mes de noviembre en Santa Brígida con Vino, un evento organizado por el Ayuntamiento de Santa Brígida, en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Gran Canaria.

Esta iniciativa, que se ha celebrado esta edición bajo el lema 'La cultura del vino en la piel', forma parte de la estrategia socioeconómica que promueve el desarrollo rural del municipio a través de su principal actividad: la vitivinicultura. Así lo explicó el concejal de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Santa Brígida, Ángel Luis Santana, durante la Noche de Vinos celebrada en el municipio el pasado viernes, donde el público pudo degustar los vinos con Denominación de Origen Gran Canaria de las bodegas Mayor Monzón, Ventura, La Higuera Mayor, Volcán, Lava, San Juan, los Lirios, Mondalón, Rincón del Guiniguada.

Santana aprovechó para agradecer a todas las entidades colaboradoras y a los bodegueros su participación en una edición en la que han participado más de 2.000 personas. Santa Brígida con Vino se presenta como una oportunidad para muchas bodegas porque permite "acercar el vino a la ciudadanía y dar a conocer todas las actividades que llevan a cabo en las bodegas", señaló Humberto Trujillo, de bodega San Juan, que ha participado en todas las actividades del evento.

Por su parte, Domingo Déniz, de la bodega Rincón del Guiniguada piensa que no solo es una buena forma de darse a conocer, sino también "una oportunidad de fidelizar a los clientes, que mayoritariamente son de Santa Brígida". En esta bodega, donde llevan elaborando vino desde el año 2000 con uva propia, tuvo lugar uno de los últimos actos del evento en el que se realizó la primera cata/maridaje de los vinos en rama de la bodega.

El presidente del Consejo Regulador, Pedro Suárez, explicó que "para el Consejo es fundamental participar y colaborar en todos los eventos que apuesten por fomentar el consumo del producto local y contribuir al desarrollo económico de la isla", como las noches de los vinos, las ferias municipales o los diferentes concursos de cata como el de la Joyas Enológicas de Gáldar o Valsequillo o la propia Cata Insular de Vinos de Gran Canaria que se celebró el pasado mes de septiembre en la Casa del Vino de Santa Brígida.

Actuaciones musicales, rutas del vino locales o un concurso de escaparates son algunas de las actividades que la ciudadanía ha podido disfrutar este mes, durante el que también se han realizado otras acciones innovadoras como la unión del vino con diferentes disciplinas artísticas como la música, el cine, el circo o el teatro.

EL ARTE DE LA CATA Y EL MARIDAJE

Entre las actividades propuestas en Santa Brígida con Vino se han realizado dos talleres de iniciación a la cata de vinos tintos y vinos blancos, impartidos por María Soledad Losada y por José Juan Domínguez, respectivamente, ambos miembros del Comité de Cata del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Gran Canaria.

Casi 80 personas participaron en estos talleres, cuyo objetivo ha sido ofrecer unas "nociones básicas al público en general sobre cómo entender el vino" partiendo de la vista, el olfato y el gusto, sentidos a través de los que se puede apreciar la limpieza o la turbidez del vino, localizar sus aromas primarios, secundarios y terciarios, o detectar su sabor y sus sensaciones táctiles. Así lo explicó Losada, quien aseguró que "da igual que sea un vino de una gran calidad, si a la persona no le gusta; al final lo que prevalece es el hecho de que nos guste el vino que vamos a tomar".

Además, como parte del evento "Mercadillo y Vino" se desarrollaron dos talleres de maridaje dirigidos por Josefina Rojas, miembro del Comité de Cata, con el objetivo de explicar cómo pueden unirse la comida y la bebida para realzar todos los sabores a la vez y encontrar una armonía. En ambos talleres participaron bodegas de Santa Brígida entre las que se encuentran bodegas Lava, San Juan, Ventura, Volcán y Rincón del Guiniguada, y se utilizaron productos locales con el objetivo de dar visibilidad a los productos de la zona e impulsar la economía local.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta