Rivendel Roble: el inicio del deseo

Javier Campo

Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Leído › 3571 Veces

“Los labios, ávidos, se funden con la copa en un beso cálido”

Las manos acarician el racimo antes de tomarlo con firmeza. El cuidadoso corte desprende el fruto de la vid y empieza el camino. El rojo y brillante néctar resbala hacia el fondo de la madera. Los labios, ávidos, se funden con la copa en un beso cálido.

Exuberante y casi descarado. Rivendel Roble es un tempranillo de la D.O. Ribera del Duero elaborado por Bodegas El Inicio. Nace del fruto de cepas quinceañeras a unos 700 metros de altitud, Rivendel es un vino que muestra con franqueza la juventud de su vid y la magia de los vinos con alma, por hacer una alegoría al país de los Elfos de Tolkien.

Un paso por barrica durante 5 o 6 meses en barricas de roble francés y americano, envuelve en sutiles matices a la roja fruta.

Busca ya en presentación, no dejar indiferente, con una botella elegante que te anuncia su estilo. Su elaborador, Ángel Luís Margüello invita a que los consumidores "se fíen de sus instintos" y sean capaces de elegir por criterio propio.

Nada más descorcharlo, los dulces aromas producidos al verterlo en la copa, invitan a probarlo. Su color es rojo intenso, vivo, de capa alta. En la nariz nos muestra su lado más tímido con flores y frutas rojas entre vainillas y canelas. En la boca se vuelve voluptuoso. De paso carnoso y envolvente, goza de unos taninos redondos elegantes y sin aristas. Post gusto a frutas negras y especias, largo y persistente. Sin duda, un oscuro objeto de deseo.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta