Cómo degustar los vinos: Iniciación a la cata

Martes 19 de Mayo de 2015

Leído › 9485 Veces

Descubre la cata del vino en tres pasos: Míralo, aprecia su aroma y disfruta su sabor

La Real Academia Española define la cata como "la operación que consiste en analizar y apreciar los caracteres organolépticos, y más concretamente las características olfativas y gustativas de un producto".

El vino es uno de estos productos susceptible al análisis sensorial de sus características organolépticas, mediante lo que comúnmente se conoce como “cata”.

El Ministerio de Agricultura y Alimentación español (MAGRAMA) en colaboración con la FEV (Federación Española del Vino) y la FEHR (Federación Española de Hostelería y Restauración) ha editado un folleto informativo para su difusión en establecimientos de restauración.

Bajo el título "Míralo, aprecia su aroma y disfruta su sabor", se trata de una promoción que anima a conocer el vino a través de su cata.

Una breve introdución para comprender la manera de apreciar y analizar con nuestros sentidos el fascinante, cambiante, pero ante todo lleno de complejidad, mundo del vino.

Descubre la cata del vino en tres pasos

MÍRALO

  • Para observar mejor el color y el brillo es conveniente inclinar la copa sobre un fondo blanco (plato o mantel).
  • Los colores luminosos y brillantes nos indican que se trata de vinos jóvenes.
  • Cuanto más oscuro más envejecido el vino.
  • Tonalidades de vino joven ... a vino con edad:
    • Blancos: amarillo pajizo, verdoso... oro.
    • Rosado: rosa pálido, fresa ... asalmonado.
    • Tintos: rubí, guinda ... granate, teja.

APRECIA SU AROMA

  • Tomando la copa por la base y balanceando el vino conseguiremos liberar mejor los aromas.
  • Los afrutados y florales son típicos de vinos jóvenes.
  • Los especiados (canela, clavo...), balsámicos (menta, pino...) y los aromas a maderas, son indicadores de vinos envejecidos.

DISFRUTA SU SABOR

  • Un pequeño sorbo basta para disfrutar los diferentes sabores.
  • El sabor dulce se percibe en la punta de la lengua, el ácido en los laterales y en la base, el salado en los bordes y el amargo en la zona central.
  • Términos empleados para expresar las sensaciones del vino en la boca: afrutado, aterciopelado, cálido, astringente, ligero, con cuerpo, fresco, persistente, corto, seco...

Recuerda

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta