6 claves para invertir en vinos

Redacción

Sábado 22 de Agosto de 2009

Leído › 3140 Veces

El valor de un vino aumenta con el tiempo y la exclusividad. Algunos vinos son capaces de producir ganancias financieras sustanciosas

cotización de vinosLa economía, los críticos y el tiempo suelen ser los principales factores de cotizacion.

A pesar del enorme abanico de buenos vinos que existe en el mercado, a la hora de invertir hay que ser selectivos y elegir los mejores valores. En algunos casos será difícil reconocerlos, en otros será difícil encontrarlos. Tradicionalmente los inversores consideran como valores seguros los vinos tintos bordeleses franceses de buenas bodegas y cosechas.

Aunque en el mundo de la inversión nadie puede predecir el futuro, podemos establecer una serie de pautas que facilitarán el acierto a la hora de invertir en vinos.

1. Evitar el azar

No considerar la inversión cómo un juego, el mejor inversor es el que conoce el terreo por el que se mueve, por tanto la mejor inversión en vinos es la inversión por placer, no por azar.

2. Minimizar los riesgos

Los vinos cotizan, al igual que otros productos de mercado, por lo que hay que elegir siempre los vinos con potencial de envejecimiento, cuanto más mejor, para poder tener margen de venta cuando llegue el momento oportuno. Asegúrese que las condiciones de conservación son las óptimas, para evitar que se estropeen con el paso del tiempo.

3. Estudiar los mercados

Aunque es muy difícil predecir cuáles van a ser las tendencias de mercado vinícola, si resulta de gran importancia estudiar y conocer las condiciones de mercado. Los vinos que reciben puntuaciones muy altas de algunos críticos de gran renombre, en especial los norteamericanos, pueden incrementar su valor como resultado de un incremento de la demanda.

4. Evitar las falsificaciones

A pesar de los numerosos controles que realizan las casas de subastas y los propios productores de vinos para evitar las falsificaciones, éstas siguen siendo relativamente fáciles de crear, especialmente cuando se trata de vinos raros a la vez que codiciados. Por ello es fundamental, como comprador, comprobar la procedencia del vino así como la reputación del vendedor.

5. La bodega autofinanciable

Muchos compradores usan la técnica de comprar por duplicado. En lugar de comprar una caja de un vino, compran dos, una para beberla y otra para venderla cuando llegue el momento y así conseguir financiar la compra de la primera.

6. Los mágnum

Siempre que pueda, busque vinos que vengan en grandes formatos, como magnums o jeroboams. La razón es doble, por un lado estos formatos ayudan a la conservación del vino y por tanto incrementan su longevidad, y por otro, dado la exclusividad de este tipo de formatos muchos coleccionistas los consideran de especial valor, tanto es así, que algunas bodegas numeran este tipo de formatos dado que su destino suele ser principalmente dichos coleccionistas e inversores.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta