El enoturismo español se compromete con la sostenibilidad

50 buenas prácticas para un futuro responsable

Jueves 25 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 2304 veces

El enoturismo en España se está adaptando a los nuevos tiempos, y uno de los documentos que demuestra esta evolución es la guía "50 Buenas Prácticas en Enoturismo Sostenible Rutas del Vino de España", publicada por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN). Este manual no es solo un compendio de recomendaciones; es una verdadera hoja de ruta para una industria que ha hecho de la sostenibilidad una de sus piedras angulares.

Desde hace más de dos décadas, las Rutas del Vino de España han incorporado la sostenibilidad en su modelo enoturístico. No obstante, esta nueva guía profundiza en cómo este enfoque ha evolucionado y cómo se puede implementar de forma efectiva y medible. La guía se ofrece no solo como una herramienta para las 37 Rutas del Vino que componen la marca, sino también para los múltiples socios involucrados, desde bodegas y restaurantes hasta museos y agencias de viajes.

El enfoque de sostenibilidad que abraza esta guía es integral. No se limita a la protección del medio ambiente, sino que abarca también la sostenibilidad económica y social. Es un reconocimiento de que la viabilidad a largo plazo de las zonas vitivinícolas depende de un equilibrio entre estos tres ejes. La sostenibilidad económica, en particular, es vital para que las comunidades rurales donde se asientan estas rutas puedan prosperar y no solo sobrevivir.

Uno de los aspectos más destacados de la guía es su énfasis en la medición y evaluación. No basta con establecer prácticas sostenibles; es crucial medir su efectividad. Esto se hace mediante indicadores alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Estos indicadores permiten a los gestores de las rutas y a sus socios evaluar si realmente están cumpliendo con sus compromisos ambientales y sociales.

Además de teorizar, la guía presenta casos concretos: 50 proyectos de sostenibilidad implementados en diversas Rutas del Vino. Estos ejemplos sirven de inspiración y modelo para otras iniciativas similares, demostrando que las prácticas sostenibles ya están en marcha y dando frutos en diferentes partes de España.

La publicación de esta guía subraya la relación estrecha entre ACEVIN y la Secretaría de Estado de Turismo, que ha financiado la guía. Esta colaboración entre lo público y lo privado es fundamental para avanzar en la sostenibilidad del sector turístico, en especial en un nicho tan específico como el enoturismo.

Al final del día, el futuro del enoturismo en España parece prometedor y, sobre todo, comprometido con un desarrollo que respete tanto el legado cultural como natural de sus famosas rutas vinícolas. Este documento no solo es una muestra de dicho compromiso, sino también un paso adelante en la definición de cómo el enoturismo puede y debe evolucionar en el contexto de los desafíos globales contemporáneos. Con guías como esta, se está sentando las bases para que la industria del vino no solo perdure, sino que también prospere de manera responsable y consciente.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2304 veces