España suma su DOP de vinos número 102

El Ministerio de Agricultura de España autoriza una nueva Denominación de Origen Protegida vitivinícola

Martes 16 de Enero de 2024

Compártelo

Leído › 4743 veces

La reciente noticia sobre la aprobación de una nueva Denominación de Origen Protegida (DOP) en el Campo de Calatrava, en Castilla-La Mancha, marca un momento significativo en el sector vitivinícola de la región. Esta denominación, que se espera sea ratificada por la Unión Europea antes del 15 de febrero, viene a reconocer la calidad distintiva de los vinos producidos en esta comarca. El anuncio fue realizado por Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, durante la presentación del primer vino de crianza volcánica y libre de contaminación electromagnética por Bodegas Encomienda de Cervera, en Almagro.

Esta DOP, que será la número 102 española, representaría un avance notorio en la valorización y comercialización del vino de la región, situando a Castilla-La Mancha en una posición privilegiada dentro del panorama vinícola nacional e internacional. Con la incorporación de esta nueva denominación, la comunidad autónoma contará con 29 denominaciones de origen protegidas y ocho indicaciones geográficas protegidas, la cifra más alta de toda España. Esto es especialmente relevante considerando que Castilla-La Mancha contribuye con aproximadamente el 9% de la producción vinícola mundial.

El Campo de Calatrava abarca una serie de localidades que incluyen Aldea del Rey, Almagro, Argamasilla de Calatrava, Ballesteros de Calatrava, Bolaños de Calatrava, entre otras, sumando un total de dieciséis municipios. La particularidad de esta zona radica en su geografía y geología únicas, marcadas por una intensa actividad eruptiva histórica. Esta característica geológica ha dado lugar a una diversidad de formaciones volcánicas como conos de piroplastos, coladas lávicas y cráteres de explosión hidromagmática o maares. Estas formaciones han resultado en suelos ricos y variados, fuertemente influenciados por la morfología del terreno, lo que confiere a los vinos de esta región características singulares en cuanto a sabor y calidad.

La superficie vitícola del Campo de Calatrava, que se extiende por 13.583,71 hectáreas, se beneficia enormemente de esta riqueza geológica. Los suelos volcánicos, con sus depósitos de lavas y piroclastos, aportan una complejidad mineral que se refleja en los vinos producidos, dotándolos de una identidad propia que ahora se busca proteger y promover a través de la nueva Denominación de Origen Protegida.

La creación de la DOP Campo de Calatrava no solo revaloriza el producto de la región, sino que también pone de relieve la importancia de preservar y destacar la diversidad vinícola de España. Estas acciones fortalecen la identidad regional y contribuyen significativamente al desarrollo económico y cultural de las áreas involucradas. La protección de la denominación garantiza un estándar de calidad que beneficia tanto a productores como a consumidores, asegurando que los vinos producidos bajo esta etiqueta cumplan con criterios específicos y mantengan la excelencia que los caracteriza.

Este avance también subraya la relevancia de las prácticas agrícolas y enológicas en armonía con el entorno natural. La producción de vino en el Campo de Calatrava, enriquecida por su singular terroir volcánico, es un claro ejemplo de cómo la geografía y las características naturales de una región pueden influir y mejorar la calidad de sus productos agrícolas.

El reconocimiento de la DOP es, en última instancia, un paso adelante para la región en términos de reconocimiento y prestigio internacional. A su vez, esta denominación abre puertas para nuevas oportunidades de mercado y posibles expansiones en la exportación de los vinos de Campo de Calatrava, permitiendo que un mayor número de aficionados y expertos en vino en todo el mundo descubran y aprecien las cualidades únicas que esta región tiene para ofrecer.

La incorporación de la DOP Campo de Calatrava es, sin duda, un reflejo del compromiso de Castilla-La Mancha con la calidad y la innovación en su sector vinícola, así como un testimonio del creciente interés por los vinos con identidad regional y características distintivas. Este reconocimiento no solo es un logro para los viticultores y bodegas de la región, sino también un homenaje a la tradición vinícola de una zona que ha sabido adaptar sus prácticas agrícolas y enológicas a las peculiaridades de su terreno.

El vino de crianza volcánica y libre de contaminación electromagnética, presentado por Bodegas Encomienda de Cervera, es un claro ejemplo de la innovación y el compromiso con la calidad que caracteriza a los productores de la región. Este tipo de iniciativas, que combinan técnicas tradicionales de vinificación con enfoques modernos y sostenibles, son fundamentales para el desarrollo y la diferenciación del sector vitivinícola en el ámbito global.

El proceso de obtención de la Denominación de Origen Protegida implica un riguroso control de calidad y la adhesión a ciertas normativas establecidas por la Unión Europea. Esto incluye la verificación del origen geográfico de las uvas, la adhesión a métodos de producción específicos y la garantía de que los vinos poseen cualidades y características únicas atribuibles a su región de origen. La DOP Campo de Calatrava, por tanto, no solo es un sello de calidad, sino también un compromiso con la autenticidad y la tradición.

Además, la implementación de esta nueva DOP puede tener un impacto significativo en el turismo enológico de la región. Los aficionados al vino a menudo buscan experiencias únicas y auténticas, y las rutas del vino en el Campo de Calatrava pueden ofrecer precisamente eso. Esto no solo incrementa el interés por los vinos de la región, sino que también promueve la cultura, la gastronomía y el patrimonio de Castilla-La Mancha.

En resumen, la aprobación de la Denominación de Origen Protegida para el Campo de Calatrava es un acontecimiento de gran importancia para la región de Castilla-La Mancha y para el sector vinícola español en general. Representa el reconocimiento de las características únicas de un terroir singular, la celebración de la innovación en la producción de vino y el fortalecimiento de la identidad y la economía regional a través de la promoción de sus vinos en el mercado global.

A diciembre de 2023 existen registradas en el MAPA y aprobadas por la UE un total de 101 DOP de vinos en España. DOP Calatrava será la número 102 y la número 21 de Castilla-La Mancha.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4743 veces