Cena de picoteo: cómo ser original y qué vino tomar

Vilma Delgado

Jueves 28 de Enero de 2021

Compártelo

Leído › 2396 veces

Las cenas formales de mantel, cuchillo y tenedor son cada vez más cosa del pasado, lo que no está reñido con poder disfrutar al máximo de los placeres de la gastronomía. 

Cualquier nutricionista te dirá que apostar por cenas ligeras es la mejor opción para tener unos sueños felices, que aún lo serán más si te vas a la cama con un buen sabor de boca. Una cena de picoteo con la familia o amigos, e incluso para darte un homenaje en solitario, es la mejor forma de combinar ligereza y sabor.

Mira estas ideas para una cena informal de picoteo, con su adecuado maridaje de vinos, y triunfarás en cualquier ocasión.

Cinco ideas para una cena de picoteo

Para que una cena de picoteo sea sorprendente y deje satisfechos a todos los comensales es necesario combinar sabor y presentación. Procura que todas las recetas entren primero por la vista y, claro está, que posteriormente el sentido del gusto no quede decepcionado.

Con las siguientes preparaciones tendrás el éxito asegurado.

Tapenade de aceitunas negras con pimientos del piquillo y pastrami

Unos buenos canapés siempre son bien recibidos en una cena de picoteo. Los ingredientes de esta receta son, además, muy económicos, tal vez con la excepción del pastrami, pero el gasto merece la pena porque el resultado es espectacular.

Los ingredientes que necesitarás para una cena de picoteo de 6 personas son los siguientes:

  • Aceitunas negras: 200 gramos.
  • Ajo: un diente.
  • Miel: 100 gramos.
  • Limón: la ralladura de una unidad y el zumo de medio limón.
  • Pastrami: 150 gramos.
  • Pimientos del piquillo en conserva: un trozo para cada uno de los canapés.
  • Pimienta molida: una pizca.
  • Aceite de oliva: una cucharada.
  • Pan tostado.
  • Sal en escamas.

Los pasos para su preparación son los siguientes:

  1. Tritura las aceitunas negras, con la pimienta, el aceite de oliva y el ajo. Reserva el tapenade.
  2. Mezcla la miel con el zumo y la ralladura del limón.
  3. Monta sobre pan tostado los canapés con una cucharada de tapenade, un trozo de pimiento del piquillo, una loncha de pastrami y salsa de limón y miel.
  4. Añade un poco de sal en escamas y ya puedes servir.

Los vinos más convenientes para acompañar a estos deliciosos canapés son los afrutados y con algo de acidez. Unos blancos o rosados jóvenes pueden ser una buena opción.

Boquerones en vinagre con tomate seco

Los boquerones en vinagre son unos de los grandes clásicos del tapeo español y una excelente elección para una cena de picoteo.

Los ingredientes necesarios para 6 raciones son los siguientes:

  • Boquerones en vinagre: 600 gramos.
  • Ajo: 4 dientes picados y aplastados.
  • Naranja: una pieza (la piel y el zumo).
  • Tomate seco en aceite: 6 piezas.
  • Aceite de oliva: para freír el ajo y 4 cucharadas para el aliño.
  • Salsa de soja: 3 cucharadas.
  • Eneldo al gusto.
  • Sal al gusto.

Los pasos a seguir para su preparación son:

  1. Sofríe el ajo en un cazo con aceite de oliva y, cuando esté crujiente y dorado, cuélalo (reserva el aceite para otras elaboraciones).
  2. Ralla la piel de la naranja y resérvala.
  3. Exprime su zumo y mézclalo con 4 cucharadas de aceite, la salsa de soja, el eneldo picado y una pizca de sal.
  4. Coloca los boquerones en el plato y añádeles ajo frito, tomate seco en trozos pequeños, la vinagreta, la ralladura de naranja y el eneldo. Y ya los puedes servir.

El fuerte sabor del vinagre y del ajo, además de la grasa del boquerón, hace que encajen a la perfección con unos vinos de Jerez, especialmente manzanillas y finos.

Tosta de lomo de cerdo y alioli

Las tostas no pueden faltar en una buena cena de picoteo. Estos son los ingredientes que te hacen faltar para preparar esta de lomo y alioli:

  • Lomo de cerdo: 4 filetes.
  • Pan: 4 rebanadas.
  • Un poco de salsa alioli.
  • Aceite de oliva virgen extra: media cucharada.

Los pasos a seguir son:

  1. Tuesta las rebanadas de pan en una plancha o tostadora hasta que se doren ligeramente.
  2. Mientras fríes los filetes de lomo con un poco de aceite en una sartén hasta que los veas dorados.
  3. Coloca el pan en un plato o fuente, pon encima los filetes con algo de alioli sobre cada uno de ellos. Pínchalos con un palillo para que sea más fácil cogerlos.

Generalmente, la carne de cerdo marida muy bien con vinos tintos que presenten unos taninos aterciopelados y que posean ciertas notas a frutos secos.

Rollitos de carpaccio de ternera con rúcula y dátiles

Seguimos con la carne, esta vez de ternera. Los ingredientes para 12 rollitos de esta receta son los siguientes:

  • Carpaccio de ternera: alrededor de 90 gramos en láminas finas.
  • Rúcula.
  • Queso parmesano: 20 gramos.
  • Dátiles: 4 unidades.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Los pasos a seguir son muy sencillos:

  1. Separa, sin que se rompan, las láminas de carpaccio.
  2. Ralla el parmesano y corta en láminas los dátiles.
  3. Monta los rollitos extendiendo el carpaccio y colocando encima un poco de rúcula, parmesano rallado y un par de rodajas de dátil.
  4. Salpimienta, añade un pequeño chorro de aceite y cierra el rollito con un palillo, de modo que no se desmonte.

Un vino tinto con una buena acidez, un cuerpo medio y ciertos toques a frutas rojas puede ser el perfecto maridaje para esta receta.

Rollitos de crepes de queso con bresaola

Un magnífico aperitivo para cualquier cena de picoteo. Sus ingredientes para 25 unidades (pueden parecer mucho, pero estos rollitos vuelan en cuanto los pones en la mesa) son:

  • Harina de repostería: 50 gramos.
  • Leche: 125 ml.
  • Hierbas provenzales: media cucharada.
  • Pimienta negra: una pizca.
  • Sal: al gusto.
  • AOVE: 5 ml.
  • Huevos: 1.
  • Queso crema: 150 gramos.
  • Bresaola: 200 gramos en finas lonchas.
  • Agua.

Pasos a seguir:

  1. Mezcla en un cuenco mediano el huevo, la leche, el aceite de oliva, la sal, el agua, la pimienta, las hierbas provenzales y la harina. Mezcla hasta que no haya grumos utilizando unas varillas. Tapa y deja que repose unos 30 minutos.
  2. Cocina los crepes en una sartén utilizando unos 60 ml de masa cada vez (deberían salir entre 3 y 4 crepes). Retíralos a medida que estén listos y tápalos con un plástico film o un paño limpio.
  3. Cubre cada crep con una capa de queso crema, da un golpe de pimienta y añade unas lonchas de bresaola.
  4. Enrolla apretando bien y envuelve con plástico film cada rollito. Déjalos reposar unos 30 minutos en el frigorífico.
  5. Finalmente, puedes servirlos en bandejas de aperitivo o en una fuente. Si quieres, puedes cortarlos en rodajas para presentarlos a modo de bocaditos.

Un vino tinto ligero, que puede ser perfectamente un pinot noir, es un maridaje estupendo para estos rollitos.

 

Todas las recetas que te hemos presentado son lo suficientemente ligeras y sabrosas como para que tu cena de picoteo sea un éxito. Si además ofreces una mesa bien presentada y estética, habrás triunfado por completo. Ya sabes, la informalidad y la elegancia no tienen por qué estar reñidas.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2396 veces

Comenta