Vino & literatura

Escrito porGuillermo Gómez

Viernes 10 de Enero de 2020

Compártelo

Leído › 1563 veces

Vino  & literatura

Es una invitación cultural diferente, se trata de que cada página, que cada título de un libro pueda promocionar de forma literaria un hombre del vino o una bodega o una historia con vino.

Pero lo tienen que hacer con vuelo literario, con un ensayó magistral no temiendo (al igual que un académico) dejar de lado algunos datos rígidos.

Cada vez que queremos hablar de vinos y literatura somos forzados a repetir que en su obra Enrique IV, William Shakespeare dio vida al bebedor de Falstaff, y que en un pasaje de la obra, Falstaff realiza una exaltada apología del "sack", un vino blanco vigorizado importado de España, predecesor del jerez. No se trata de hacer lo antedicho, es decir volver a citar a Shakespeare para presumir de ilustrados.

La idea es rescatar las plumas del siglo XXI, los talentos desperdiciados por el sistema, los nuevos trabajos literarios, para que a través de su prosa liberten y rediman a la literatura moderna del vino.

Tampoco queremos que venga un Chevalier du Vin para que nos enseñe como se coge una copa de cristal, o como se descorcha un Champagne en París, la idea es más ambiciosa y superadora.

Tampoco aspiramos ver reproducir esos libros que se dedican a copiar la popular receta para hacer un libro sobre vinos, primero explicando cómo se produce químicamente el vino, después mostrando sus varietales y los países que lo cultivan, este modelo está muy trillado y repetido en millones de libros de literatura, no es la idea repetir ese formato.

Uno de esas encasillamientos que establecen los mandones en los encierros asfixiantes del universo del vino, es que todos debemos aplaudir y sonreír contra nuestra voluntad para ser educados, para no decir en público lo que ya todo advertimos, y es que el vino pide a gritos buena literatura.

Un artículo de Guillermo Gómez
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1563 veces

Comenta