Viña Bujanda Graciano: la otra Rioja

Javier Campo

Viernes 15 de Septiembre de 2017

Leído › 1850 Veces

La baja productividad y la vendimia tardía han acompañado a esta variedad hasta verse relegada a un injusto segundo plano del que, de tanto en tanto, sale hacia arriba convirtiéndose en actor principal

Pues así es. La graciano es una uva utilizada desde "siempre" para darle un toque de "gracia" a los tempranillos de Rioja. Como hemos dicho al principio, esta variedad tiene un ciclo vegetativo mucho más tardío que la tempranillo pero es una de las más aromáticas de las autóctonas de ésta región.

No son muchas las bodegas que hacen vinos monovarietales de graciano. La Familia Martínez Bujanda, propietaria de varias bodegas, apuesta firmemente por la graciano, y su proyecto para éste vino  se encuentra en Oyón dentro de la Rioja Alavesa y quiere romper una lanza por esta variedad y pone en el mercado este enorme vino, fruto del trabajo de selección en la viña y del cuidado en la fermentación y crianza durante el año que pasa en roble francés.

Su color característico, rojo oscuro pero elegantemente brillante, ribetea en púrpura, con una caída densa y con una lágrima muy intensa. En nariz nos inundan los balsámicos en fusión con golosas frutas rojas maduras y reminiscencias de infusiones orientales. En boca es elegante, sin puntas, sutil y con dulces y mentolados sabores que lo hacen grandilocuente al describirlo en solo tres palabras: un gran vino.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta