Benalúa recibe viticultores de Alhama de Granada

Más de 60 cosecheros visitaron la bodega de Pago de Almaraes, situada en Benalúa, el corazón de la Hoya de Guadix, Granada.

Escrito por

Lunes 25 de Marzo de 2024

Compártelo

Leído › 3737 veces

Según la RAE los sinónimos de “cosechero” son “agricultor, labrador, recolector, segador y viticultor”. También podemos añadir otro sinónimo “emprendedor” ya que en la actualidad esta profesión histórica necesita adaptarse a los nuevos tiempos y los retos relacionados con el cambio climático y despoblación paulatina de las zonas rurales de Andalucía.

Cada año la asociación de cosecheros de Alhama con el apoyo del Ayuntamiento de Alhama de Granada realiza visita anual a las bodegas de la provincia de Granada. Este año más de 60 cosecheros visitaron la bodega de Pago de Almaraes, situada en Benalúa, el corazón de la Hoya de Guadix, Granada.

Previamente a la visita desde la oficina de turismo del Ayuntamiento de Guadix se realizo una visita turística en el tren por el barrio de artesanos, judería, alcaicería y la Catedral de Guadix. Guadix es considerada como la "Capital Europea de las Cuevas" por sus más de 2000 viviendas subterráneas habitadas que disfrutan de todas las comodidades de una vivienda moderna y de sus beneficios naturales ya que la temperatura constante de una cueva natural es entre 18º C y 20ºC debido a la arcilla, el aislante natural. La temperatura estable, el silencio son ideales para almacenar el vino y que es aprovechado por las bodegas y los pequeños viticultores de la comarca.

Benalúa tiene importante legado vitivinícola desde los tiempos prehistóricos, en la actualidad celebra anualmente la Feria del Vino Joven, el evento organizado por el Ayuntamiento de Benalúa con los productores vitivinícolas y la hermandad de San Anton, donde más de 40 productores pequeños elaboran sus vinos en las cuevas escavadas en la montaña, que permite tener la temperatura estable todos el año, esencial para vinificación y conservación del vino. La bodega Pago de Almaraes sigue el legado troglodita de la comarca, ya que no solamente cuenta con las más modernas instalaciones pero también destaca por su sala de barricas situada en una gran cueva.

La Asociación de los cosecheros de Alhama junto a familiares visitó la cueva donde reposan los vinos de la bodega y disfrutaron de una cata comentada de 5 vinos guiados por Ana, la enóloga de la bodega. El portavoz de la Asociación de los Cosecheros de Alhama destaca que: “Estas nuevas experiencias vitivinícolas son esenciales para la convivencia entre lugares de vinos y una cultura que nos une en nuestra propia provincia. Desde hace 12 años seguimos creciendo como Asociación y junto al Ayuntamiento de Alhama seguiremos con este proyecto ilusiónate en busca de nuevas experiencias”.

Un artículo de Maria Demidovich
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3737 veces