Estrategias para la Internacionalización del Vino Español: Claves desde la BWW

Los pilares para la exportación de vino en el escenario global

Jueves 08 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1737 veces

Barcelona Wine Week
Barcelona Wine Week 2024

La Barcelona Wine Week se ha consolidado como un punto de encuentro imprescindible para el sector vitivinícola español, enfocándose en las estrategias para fortalecer la posición de los vinos nacionales en el mercado global. Este año, el evento ha reunido a 952 bodegas españolas, que han presentado sus productos ante 1.650 compradores, tanto nacionales como internacionales, subrayando la importancia de la diversificación de mercados, la excelencia en la producción y la comunicación efectiva como pilares fundamentales para la expansión internacional.

En un contexto marcado por desafíos económicos y geopolíticos, la exportación de vino español ha experimentado un ligero retroceso, con una caída del 3,6 % en volumen y del 3 % en valor en los diez primeros meses de 2023. Estos datos, proporcionados por el Observatorio Español del Mercado del Vino, reflejan las dificultades que el sector enfrenta, incluyendo la reevaluación de carteras por parte de los importadores y el impacto de la volatilidad de las divisas. A pesar de estos obstáculos, se han identificado perspectivas alentadoras, especialmente en mercados que presentan oportunidades de crecimiento para el vino español, como Bélgica, Brasil, Lituania y República Dominicana.

María Naranjo, directora de Industria Alimentaria del ICEX, ha enfatizado la necesidad de diversificar los destinos de exportación y ha señalado nueve mercados de interés para el vino español, incluyendo destinos tanto tradicionales como emergentes. Esta estrategia de diversificación se acompaña de la recomendación de apostar por la diferenciación del producto, prestando atención a las tendencias de consumo y las preferencias de los nuevos perfiles de consumidores.

La situación en Estados Unidos, un mercado de suma importancia para el vino español, ha merecido una atención especial. La disminución en las compras de vino español por parte de este país ha contribuido significativamente a la caída general de las exportaciones. Sin embargo, se identifican tendencias como la búsqueda de productos premium y de baja graduación alcohólica como oportunidades que los productores españoles pueden capitalizar. Además, se subraya la importancia de vincular la experiencia turística en España con el consumo de vino español en Estados Unidos, aprovechando la conexión emocional y cultural que se establece con los visitantes.

En el ámbito de la comunicación, Felipe González-Gordon de Colangelo & Partners, ha resaltado la necesidad de que las bodegas comuniquen eficazmente los valores asociados al vino, como estilo de vida, cultura y placer. La adaptación del mensaje al público objetivo y el uso estratégico de los medios digitales y tradicionales son fundamentales para superar los retos que plantea la percepción negativa del alcohol y para posicionar el vino español en un lugar destacado en la mente de los consumidores.

La Barcelona Wine Week, por tanto, no solo ha servido como escaparate para la riqueza vitivinícola de España, sino también como plataforma de conocimiento e intercambio de estrategias para afrontar un mercado internacional cada vez más competitivo y cambiante. La combinación de calidad, innovación y comunicación efectiva emerge como la ruta a seguir para que las bodegas españolas refuercen su presencia en el exterior y se adapten a los gustos y demandas de un público global diverso.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1737 veces