El proyecto fotográfico de Marcos Alberti: Cómo afecta el vino a nuestra personalidad

Un proyecto fotográfico que captura la evolución emocional del consumo moderado de vino

Sábado 30 de Diciembre de 2023

Compártelo

Leído › 2913 veces

El fotógrafo Marcos Alberti, conocido por su enfoque creativo y su capacidad para capturar momentos genuinos, inició un proyecto que, aunque comenzó como una broma entre amigos, se convirtió en un fenómeno viral que trasciende las fronteras de la mera diversión. Su serie fotográfica, titulada "3 Copas", propone una exploración visual de los cambios que experimenta una persona tras consumir una, dos y tres copas de vino.

El origen de "3 Copas" se remonta a una reunión casual de Alberti con sus amigos. La idea era sencilla: tomar fotografías de los participantes inmediatamente después de un día de trabajo, y luego, sucesivamente, después de cada copa de vino. Este enfoque pretendía no solo capturar la evolución de sus expresiones y emociones, sino también ofrecer una perspectiva lúdica sobre cómo el vino puede influir en nuestro estado de ánimo y apariencia.

La dinámica del proyecto era simple pero efectiva. La primera fotografía se tomaba en el momento en que los invitados llegaban al estudio de Alberti, reflejando el estrés y el cansancio acumulados durante un día laboral completo, así como las tensiones del tráfico en hora punta. Esta imagen servía como punto de partida, una línea base desde la cual observar los cambios subsiguientes. Después de cada copa de vino, se tomaba una nueva fotografía, sin adornos ni poses forzadas, solo una cara y una pared como fondo.

El impacto del proyecto "3 Copas" fue inmediato y abrumador. Tras su publicación en la plataforma Imgur por el usuario minabear, la serie alcanzó más de un millón de visualizaciones y cerca de 1.800 comentarios en su primera semana. Este éxito inesperado llevó a Alberti a expandir su proyecto, incluyendo no solo a sus amigos, sino también a otros voluntarios dispuestos a participar en esta experiencia fotográfica.

Pero, ¿qué hace que "3 Copas" sea tan atractivo para el público? La respuesta parece residir en la universalidad de su tema. Muchas personas pueden identificarse con la idea de llegar a casa después de un largo día de trabajo y buscar un momento de relajación, a menudo acompañado de una copa de vino. Las fotografías de Alberti capturan este proceso de transformación de una manera auténtica y cercana, mostrando cómo el vino puede actuar como un descompresor social y emocional.

Es importante destacar que el proyecto de Alberti no busca glorificar el consumo de alcohol, sino más bien ofrecer una mirada lúdica y a la vez introspectiva sobre cómo pequeñas cantidades de vino pueden influir en nuestro comportamiento y expresión. Las imágenes revelan una progresión en la que la rigidez y el cansancio iniciales dan paso a una mayor relajación y apertura emocional.

En un mundo donde la imagen digital a menudo está cuidadosamente curada y manipulada, "3 Copas" destaca por su honestidad y simplicidad. No hay filtros ni retoques; solo personas reales experimentando un cambio genuino, fotograma a fotograma. Esta autenticidad es, posiblemente, lo que ha resonado con tantos espectadores alrededor del mundo, convirtiendo el proyecto de Alberti en un fenómeno viral con un mensaje subyacente: a veces, lo más simple puede ser lo más revelador.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2913 veces