3 Tendencias actuales en el mercado mundial del vino

¿Qué está cambiando en la industria vinícola internacional?

Roberto Beiro

Viernes 15 de Septiembre de 2023

Compártelo

Leído › 4357 veces

La industria vinícola está viva, en constante evolución y ello implica enfrentarse continuamente retos, tanto en lo que respecta al cambio de preferencias de los consumidores como a las dinámicas de producción.

Las tendencias actuales indican cambios significativos en cómo y dónde se consume el vino, y en los tipos de vino que están ganando popularidad. Así lo que recoge un reciente informe internacional "State of the International Wine Market in 2022" que pone el foco en tres tendencias actuales del mercado vinícola mundial:

1. Cambio hacia vinos más ligeros y frescos

Durante mucho tiempo, el concepto de "vino verdadero" se centró en el tinto. Hasta hace poco, para obtener una alta calificación, por ejemplo, por parte del Wine Advocate de Robert Parker, el vino tinto tenía que ser intenso, robusto y maderizado. Sin embargo, en la actualidad, asistimos a un cambio significativo a nivel global hacia vinos más ligeros, frutales y refrescantes. En concreto, la demanda global de vinos espumosos está en aumento.

Este cambio se refleja en las tendencias del mercado. El vino tinto, en particular aquel dirigido a segmentos más bajos del mercado, tiene un excedente a nivel global. En relación con el Burdeos, tradicionalmente considerado el ejemplo por excelencia del vino tinto, se ha anunciado la eliminación de vides en 10.000 hectáreas debido a un exceso de oferta. Los informes sobre vinos a granel de Ciatti han señalado una caída en los precios del vino tinto durante los últimos dos años, mientras que el vino blanco ha experimentado una demanda firme y un aumento en sus precios.

2. Consumo en nuevas regiones

La disminución del consumo de vino en los países productores ha sido compensada con el crecimiento paralelo en países no productores. El vino se ha convertido en una bebida de moda en sociedades que anteriormente mostraban una preferencia por la cerveza u otras bebidas, mientras que pierde popularidad en las regiones tradicionales productoras de vino.

Actualmente, casi una de cada dos botellas de vino se consume en un país diferente al que se produjo. Sin embargo, estas tendencias no necesariamente implican volúmenes de comercio crecientes en años recientes.

3. Segmentos divergentes y estrategias diferentes

Los distintos segmentos de precio del vino han sido impactados de manera desigual. Se espera una polarización más pronunciada en el futuro, donde diferentes segmentos de precio requerirán estrategias distintas por parte de las empresas.

En el futuro, estos dos segmentos distintos exigirán diferentes estrategias. Por un lado, está el segmento de alta calidad basado en la calidad objetiva y subjetiva del vino. Por otro, está el segmento orientado a la eficiencia en la producción a bajo coste, sirviendo al mercado minorista con productos de marca propia.

Como hemos visto, la industria vinícola se enfrenta a múltiples retos y oportunidades en el panorama actual. Es esencial entender las preferencias cambiantes de los consumidores y adaptarse a ellas para garantizar un futuro próspero.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4357 veces