“El Cascamorras” y el vino de Granada que lleva colores de su traje

Escrito por

Jueves 21 de Abril de 2022

Compártelo

Leído › 2293 veces

Foto web Feria de Baza

La Fiesta del Cascamorras, declarada de Interés Turístico Nacional en Junio de 2006 y de Interés Turístico Internacional en 2013, es uno de los acontecimientos más importantes que se celebra en Baza y Guadix en septiembre. La Fiesta es de origen religioso, vinculada con una leyenda bastetana, que se remonta a mediados del siglo XV.

El catedrático de la UMA Demetrio E. Brisset Martín en su estudio publicado en la Gazeta de Antropología nos cuenta la leyenda:

Leyenda de la Virgen de la Piedad de Baza.

En el año de la conquista de Baza, en 1490, un grupo de albañiles removían los escombros de una antigua iglesia mozárabe, donde los nazaríes encarcelaban a los cristianos. Un peón de Guadix, llamado Juan Pedernal, con el pico golpeó un muro y en ese momento se oyó una exclamación: «¡Baza, Guadix, piedad de mí!».

Extrañado, raspó con cuidado y halló oculta una bella imagen de la Virgen María, con una cicatriz en la mejilla. Junto con otros vecinos de Guadix, subió el icono a un carro para llevarlo a su ciudad, pero los animales no quisieron avanzar.

Las autoridades locales decidieron que la Virgen se quedaría en la propia Baza. Pero allí no terminó la disputa, el cabildo accitano alegó el derecho de posesión que otorga el descubrimiento. El pleito llegó a los tribunales y se decidió que La Virgen se quedaría en Baza pero su fiesta sería celebrada por la corporación municipal de Guadix.

Cada año una comitiva accitana entraría en Baza para mantener su derecho a presidir la solemne procesión y un bufón ( El Cascamorras) la acompañaría, y provocaría a los niños, diciéndoles que venían a robarles la Virgen, por lo que éstos le correrían.

A pesar de que, a nivel histórico, no hay ningún dato que confirme esta leyenda, la tradición se conserva hasta el día de hoy y atrae a miles de personas a Baza y Guadix, para intentar “proteger” la Virgen de la Piedad del Cascamorras de la vecina Guadix que quiere llevársela. Para impedirlo según la tradición los bastetanos deben cubrir de pintura negra al Cascamorras antes de llegar al templo donde se guarda la patrona bastetana.Y centenares de personas manchadas de negro persiguen a Cascamorras en una carrera de unos tres kilómetros.

El Cascamorras y los colores. 

 

Detalle del traje tradicional de Cascamorras / Asociación multicultural Cascamorras

Cada año se elige a un joven de Guadix como sucesor de Juan Pedernal para que, vestido como un arlequín con un traje de vivos colores intente recuperar la virgen. El traje está confeccionado en dos piezas, la chaquetilla, en cuyo centro se aprecia un perfil del "cascamorras" pintado, y la aparte frontal del traje que muestra dibujos que representan soles, estrellas y lunas. El traje esta hecho con tejido de fieltro de tres colores principales: rojo, amarillo y verde.

Pero el color que predomina es el negro – miles de personas armadas con más de 3000 mil kilos de pintura negra reciben al Cascamorras en Baza.

 

El Cascamorras hecho vino. 

 

 

Bodegas Al Zagal (DO Granada) elaboran vino que lleva el nombre de este popular personaje. "Cascamorras" es un vino joven que no solamente lleva el nombre sino que también lleva en la etiqueta los mismos colores que vemos en el traje de este ilustre personaje. El propietario de la bodega, ubicada en el Marquesado del Zenete, Pepe Olea cuenta que dio el nombre de este personaje popular a uno de sus vinos para vincular así el vino con el origen, con el pasado y la tradición del territorio.

Un artículo de Maria Demidovich
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2293 veces

Comenta