Cosas que no se entienden en el mundo del vino

Javier Campo

Miércoles 14 de Julio de 2021

Compártelo

Leído › 5526 veces

Somos muchos los que lo pensamos, pero pocos los que lo decimos. Dentro del mundo del vino hay muchas cosas que no se entienden y que, hoy en día, el exceso de información no te ayuda demasiado a saber que es o no verdad.

Por ejemplo ¿Qué es mejor? ¿Mencionar en la etiqueta que el vino es crianza porque tiene un determinado número de meses en barrica?, ¿o el tiempo que pasa en barrica sin ponerle un apellido en concreto? Se supone que el vino si está bueno lo está y si no, pues no. Pero hay quien, si no pone la palabra mágica en la etiqueta y en su lugar pone 10 meses, ya no le parece tan bueno, aunque no lo haya probado, porque, no es crianza.

Otra de las cosas flipantes es hacer una película sobre vinos y en el rodaje utilizar una basura de copas. ¿Alguien ha visto El Sumiller en Netflix?, ¿o Entre Copas?, ¿o Un Buen Año?, ¿en serio no pueden contratar a alguien que les diga como son las copas que se usan de "verdad" en el mundo del vino? Lo lamentable es que, en otras películas, que no son de vino, aun es peor, y entonces, vuelves a la vida real y te das cuenta de que... es igual.

Y se sigue llamando caldo al vino. Y esto no es nuevo y aunque no lo crean algunos de nuestros lectores, más de uno hemos escrito a la RAE para explicarles que por mucho que sepan de letras y sigan erre que erre, el caldo es caldo y el vino es vino. Deberíais ver que contestan desde la UNIDRAE.

¿Os ha pasado que buscáis la diferencia entre rosado y clarete y encontráis cosas un tanto solapadas o incluso incongruentes? Pues haced la prueba y veréis que no sabes por donde tirar, incluyendo textos "legales" y por supuesto dejando aparte a los periodistas que no tienen ni idea de vino y escriben los que se le viene a la cabeza. O no. Escriben lo que leen en internet, pero sin contrastar.

¿Cómo es posible que depende de quién escriba sobre las cualidades del vino pueda ser o muy dañino o beneficioso para la salud?, ¿en qué quedamos? Pues no quedamos en nada. Cada uno que lea lo que quiera y que experimente en su propio cuerpo. Luego que nos lo cuente, por favor.

He dejado para el final los foros. Por supuesto que hay comentarios inteligentes y aportaciones muy interesantes, pero hay verdaderas barrabasadas que suelen ir acompañadas de exabruptos y contestaciones punzantes para entrar en polémica que, por otro lado, es lo que buscan muchos, ya que, si no fuese por eso, pues no tendrían su minuto de gloria y notoriedad.

Y ¿me juego a que alguien de los últimos me diga algo? Pues es probable, pero por favor, dejadme en el anonimato y que este escrito no tenga relevancia.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5526 veces

Comenta