David Palacios, presidente D.O Navarra: “Esperamos retomar el dinamismo prepandémico para este segundo semestre del año”

Carmen Fernández

Lunes 12 de Julio de 2021

Compártelo

Leído › 1580 veces

David PalaciosDavid Palacios

Mientras el ciclo de la vendimia avanza satisfactoriamente en la D.O Navarra, el Consejo Regulador comienza a retomar el dinamismo prepandémico de sus acciones promocionales, con la vista puesta en este segundo semestre del año. Hablamos con su presidente, David Palacios, del enorme esfuerzo que está haciendo el sector bodeguero y hostelero para afrontar la situación provocada por la crisis del coronavirus, con ayudas estatales que resultan insuficientes. Con él analizamos lo que ha salido de esta crisis: nuevos canales de distribución, refuerzo del comercio online y seguramente del enoturismo, que saldrá reforzado de esta crisis. Pero las catas, según el presidente del Consejo Regulador de la D.O Navarra, seguirán siendo, sobre todo, presenciales, porque el factor humano sigue siendo un elemento fundamental para disfrutar del vino. Ahora, más que nunca, tenemos ganas de volver a sonreír mientras compartimos un vino.

El vino ha sido uno de los sectores que el Gobierno Central ha considerado como afectado por la crisis de la COVID19, ¿en qué se traduce este reconocimiento? ¿Está fluyendo la ayuda económica a los bodegueros y viticultores?

Todo el sector fue considerado como esencial, por lo que no se dio ese freno brusco que sí ha afectado a otras industrias o empresas; no obstante, con el confinamiento y el cierre de la hostelería principalmente, el impacto ha sido grande.
En 2020, la UE dio una mayor dotación presupuestaria al sector para paliar los efectos de la covid-19 que se focalizaron en 3 áreas de refuerzo: destilación, almacenamiento y vendimia en verde. Las medidas fueron bienvenidas pero insuficientes.

En 2021 no ha habido incremento presupuestario ni por parte de la UE ni del Gobierno autonómico. Los requisitos para percibir las ayudas de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la crisis generada por la pandemia son muy estrictas y de complicado cumplimiento por lo que no resultan todo lo eficaces que nos gustaría. En conclusión, muchos viticultores y bodegueros están afrontando la situación con sus propios recursos y ahorros personales.

Comenzamos a ver la luz al final del túnel de esta crisis pero la hostelería ha quedado seriamente afectada, ¿Cómo cree que será el proceso de recuperación de la confianza del consumidor? ¿recuperaremos cifras de gasto per cápita o de consumo?

Parece que lo peor ha pasado. Entre otras cosas, la vacunación está ayudando a salir de la pandemia y el contexto es diferente. Pero han sido muchos los sectores afectados. Uno de ellos, la hostelería, que ha sufrido graves consecuencias que han ocasionado un duro golpe en la comercialización de nuestros vinos, al ser uno de los principales canales de distribución. Ahora empezamos a ver algunas cifras positivas en nuestras cuentas. Parece que la situación es más favorable. El consumidor está con ganas de estar en la calle y volver a salir y disfrutar. Nuestro deseo y esperanza es que esta mejoría actual pueda mantenerse y seguir aumentando a medio y largo plazo, entonces hablaremos de recuperación real.

¿Cree que hay hábitos que llegaron con la pandemia para quedarse, como la adquisición de vino o catas online?

Valoramos muy positivamente el retorno del consumo a los hogares que ha sucedido durante la pandemia, buscando el disfrute en nuestras propias casas como hacían antaño. Esta crisis nos ha impulsado a explotar nuevos canales de distribución como el comercio online o la venta directa en la bodega que seguirán en expansión después de la pandemia.

En cuanto a la cata online la consideración final es que puede ser complementario a nuestra actividad pero en ningún caso sustitutivo a la degustación presencial. En la cata del vino el factor humano juega un destacado y principal papel: el contacto, los sentidos, compartir el entorno, mirarnos a los ojos...

Cómo ha comenzado el año para la D.O Navarra?: previsión de acciones próximas y previsión de cifras.

El comienzo del año puede decirse que ha sido positivo, con un incremento de ventas tímido, al ritmo como es obvio de las restricciones.

Desde la D.O. Navarra poco a poco vamos recuperando acciones para la promoción de nuestros vinos y esperamos retomar el dinamismo prepandémico para este segundo semestre del año. Hemos celebrado el primer salón profesional de bodegas y en esta ocasión en nuestra casa para reencontrarnos con la hostelería navarra.

Previsión de vendimia y situación fitosanitaria del viñedo, ¿se augura una vendimia tranquila en cuanto a medidas anticovid?

La viña avanza en su ciclo muy satisfactoriamente. La ausencia de precipitaciones y temperaturas moderadas de la primavera auguran una calidad muy buena de la uva. De momento evoluciona a buen ritmo. Y en cuanto a las medidas mencionadas, en 2020, un año más complicado, se acometieron sin dificultad. Así que esperamos que en esta nueva vendimia, no haya problemas.

¿Cómo cree que afectará esta crisis al enoturismo? Cree que territorios como el norte peninsular están mejor posicionados o parten con ventaja en la recuperación? El enoturismo como un turismo tranquilo y en contacto con la naturaleza despegará definitivamente este año?

El enoturismo va a salir reforzado. Las bodegas lo perciben como un buen canal de venta y un contacto directo con el consumidor final tanto de interior como internacional. Desde hace años, contamos con muchas bodegas que están haciendo un gran trabajo y otras van evolucionando. No es fácil, hay que contar con recursos y una oferta atractiva para el visitante. El consumidor ve el enoturismo como una actividad donde disfrutar de un sinfín de experiencias en torno al vino: el contacto con lo natural o conocer una forma de vida diferente.

Carmen Fernández
Licenciada en CC de la Información y especializada en enogastronomía y turismo
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1580 veces

Comenta