5 tips para realizar el descorche perfecto

Mariana Gil Juncal

Compártelo

Leído › 3763 veces

Abrir una botella de vino no es un arte ni se necesita ser Master of Wine, pero estos consejos te ayudarán a agilizar y perfeccionar el momento del descorche

Lo primero que tenemos que tener en cuenta al momento de abrir una botella de vino es que siempre debemos contar con el elemento necesario y vital para esta acción: el sacacorchos. Que podrá ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo. Ya que muchas veces las roturas de corchos o tapones, las pseudo peleas mano a mano con las botellas y hasta las cápsulas desgarradas ¿quizá por un dinosaurio muerto de hambre? son siempre producto de la ausencia contar a mano con del sacacorchos que nos ofrezca la posibilidad de que el descorche pase totalmente inadvertido.

Claro, porque hay distintos tipos de sacacorchos que en lugar de facilitarnos la vida, realmente nos la complican, pero si elegimos una botella con un clásico tapón de alcornoque no vamos a necesitar el mejor sacacorchos del mundo, ni el más caro. Con tener siempre cerca un sacacorchos de dos tiempos, de buena calidad, alcanza y sobra. Aclaro que de buena calidad ya que muchas veces hay algunos que son muy baratos (pero recuerden siempre que lo barato muchas veces sale caro) y tienen un espiral de dudosa reputación y es probable que al abrir muchas botellas se pueda quebrar y nos quede piantao dentro de un corcho.

Entonces, una vez que tenemos nuestro vino a la temperatura de servicio correcta y nuestro sacacorchos de dos tiempos a mano ¿qué tenemos que hacer?

1 Descapsular

La cápsula es esa especie de capuchón que muchas veces (ya que hay botellas que pueden no tener cápsula, de hecho muchos espumosos del mundo ya no suelen llevarla) se presenta vistiendo de forma externa el tapón de la botella. Pueden ser neutras o tener un peso visual super importante jugando con el arte de la etiqueta y/o el color del vino. Pero vale aclarar que no tiene ninguna función empírica que mejore o empeore el vino. Ahora bien, si queremos descapsular de forma correcta deberemos utilizar la navajita o cuchillito que tiene la parte superior de nuestro sacacorchos de dos tiempos (hay otros sacacorchos que no la tienen, por eso remarco la importancia de la elección de este modelo que será vital para facilitarnos el paso a paso). Con un movimiento semicircular de muñeca se marcará debajo del segundo gollete de la botella con una primera incisión por donde cortaremos la cápsula. Con el segundo tajo horizontal la cápsula quedará lista para ser retirada una vez que realicemos un corte vertical que nos ayudará a quitarla de forma super sencilla.

Si nuestro sacacorchos ya tienen muchos años y la navajita está desafilada tenemos dos caminos: la afilamos o reemplazamos el sacacorchos. Aunque vale aclarar que si estamos en casa y no tenemos ganas de este preludio, sujetamos bien la cápsula y con nuestra mano la giramos hacia arriba y la podemos sacar entera en un solo movimiento. Eso sí, esta no es la forma más protocolar pero como dice Ale Sanz, cuando nadie nos ve ¡podemos hacerlo!

2 A clavar el espiral

Tarea sencilla pero fundamental para que nuestra extracción sea exitosa. Para que quede bien centrado, debemos sujetar el sacacorchos de forma tal que nuestro dedo índice sostenga el tirabuzón / espiral así será más fácil llevarlo al centro del corcho, lo más derecho que podamos. Ya que muchas veces el motivo de rotura de tapones es debido a un ingreso torcido del sacacorchos lo que hará que la extracción no sea simple y amigable.

3 Casi hasta el final

Ahora vamos a girar el tirabuzón hacia adentro, dejando el final del espiral fuera del pico de la botella, para evitar perforar el corcho. Este simple detalle hará que la extracción sea más sencilla, ya que si seguimos llevando el espiral hasta el final, se complicará la salida del mismo y, lo más probable, es que cuando queramos llevarlo hacia afuera el corcho se nos rompa.

4 Extracción en dos tiempos

De este paso viene el nombre de nuestro de aliado, el sacacorchos de dos tiempos: porque la salida del sacacorchos (con el tapón) se hará justamente en dos tiempos, apoyándonos en los dos tiempos del sacacorchos. Eso sí, en el tramo final idealmente es necesario ayudarse con nuestra mano hábil para, por un lado, evitar hacer una extracción sonora (algunos aman el sonido del plop pero si hablamos de un servicio en restaurante deberíamos hacerlo de la forma más silenciosa posible) y, por el otro, si la botella está llena por demás también podríamos derramas algunas gotas.

5 Afuera el tapón

Una vez que el tirabuzón está fuera del cuello de la botella con el tapón, vamos a extraer manualmente el tapón del espiral y después deberíamos limpiar con una servilleta de servicio (o cristal) el cuello de la botella, porque muchas veces quedan restos de alcornoque en forma de polvo que si no lo sacamos irán directamente a nuestra copa.

Bueno, de más está decir, que ahora con la botella abierta solo queda servir nuestra copa de vino ¡y disfrutar!

Mariana Gil Juncal
Licenciada en comunicación social, periodista y sumiller.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3763 veces

Comenta