Un maridaje de setas

Escrito por

Miércoles 23 de Diciembre de 2020

Compártelo

Leído › 1837 veces

La combinación de setas y vinos es una opción saludable, vegetariana y cargada de matices. Es una gran elección a la hora de sorprender a tus invitados o incluir en el menú de un restaurante durante la temporada donde se pueden recolectar este maravilloso manjar que nos ofrece la naturaleza. Extremadura es tierra de riqueza micológica y en su gastronomía podemos encontrar platos con recetas que han ido pasando de generación en generación y que son una combinación excelente para maridar con diferentes tipos de vinos. Aquí os dejamos algunas ideas para preparar un menú con este exquisito manjar y maridarlo con un buen vino.

-Boletus edulis con verdejo: esta seta tan tradicional es genial para acompañarla con un verdejo. Una seta cargada de notas de frutos secos, marida perfectamente con un vino blanco de la variedad verdejo, fomenta los sabores y equilibra el dulzor que puede llegar a transmitirnos este tipo de setas. 

-Lepista nuda con espumoso: conocida como Pies Azules o Nazareno, la lepista nuda es una seta cuyo interés gastronómico principal es su textura suave y delicada. Bien cocinada (porque puede ser indigesta si no está bien elaborada), es perfecta para acompañar por un espumoso brut o brut nature, donde la burbuja saca a relucir el mejor sabor de este hongo.

-Lactarius deliciosus con tempranillo crianza: la seta más paseada por todos los canastos de la península, se caracteriza por su amargor y sus notas terrosas. Con un tempranillo con crianza, equilibraremos ese amargor y fomentamos las notas terrosas con los ahumados, acompañado por los sabores a compota de frutas rojas tradicionales de esta variedad también muy presente por toda la Península.

 

Si quieres disfrutar de un maridaje de setas y vino, entra en Nabidh, experiencias donde tenemos disponible una auténtica degustación de estos hongos que hacen las delicias de todos los comensales.

Un artículo de Ara Barra
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1837 veces

Comenta