Krauel, vermut de 130 años

Sábado 21 de Noviembre de 2020

Compártelo

Leído › 1378 veces

KRAUEL fue una bodega que existió en Málaga desde el año 1803 hasta comienzos de la década de los años 80 del s. XX. Con anterioridad a 1803, sus antepasados más remotos ya se dedicaban al comercio de vinos desde el siglo XVI en Alemania.

Javier Krauel es un abogado malagueño descendiente de una familia de vinateros que emigraron de Alemania a Málaga a finales del siglo XVIII.  Es la séptima generación en Málaga. También es descendiente de los bodegueros malagueños Federico Gross, Chistian Scholz y Adolfo Príes.

A comienzos de los años 2000 recibió de su familia el archivo histórico de las bodegas Krauel que incluye comunicaciones comerciales y formularios para la elaboración de vinos que datan desde el primer cuarto del siglo XIX.

Javier Krauel, ha recuperado un vermut que elaboraba la bodega y al que ha querido personalmente darle una perspectiva clásica y artesanal tanto en su imagen como en su elaboración. En este sentido  ha actualizado una etiqueta antigua de Krauel (Arcaico o Arqueólogo) y actualmente la elaboración se realiza por el capataz de la bodega interpretando una fórmula del año 1892 que fue realizada por su tatarabuelo Carlos J. Krauel Marra. En la que se emplean, entre otros, vino Pedro Ximenez, Moscatel y esencias compradas en Turín; todo ello con una maceración mínima de dos meses en barricas de roble centenarias.

El vermut se elabora en la bodega centenaria de la familia Garijo que se encuentra en los Montes de Málaga. Aquí surge una historia en la que las dos familias bodegueras -Garijo y Krauel- retoman a través de sus descendientes actuales, Javier Krauel y Cayetano Carijo, una amistad que comenzó en la primera parte del siglo XX.

Fue al finalizar la Guerra Civil Española cuando por una serie de adversidades se desposeyó a Jose Garijo (autor de la gran obra "Estampas del Vino de Málaga") de los títulos necesarios para elaborar y comercializar vino para Consagrar. Ante este escenario y la precaria situación de posguerra, Carlos J. Krauel Gross ofreció a su amigo continuar la elaboración en su bodega y vender el vino bajo la misma marca que Krauel elaboraba su vino para Consagrar "Vinum de Vite" y repartir entre ambos los beneficios. Esta relación comercial se mantuvo hasta finales de los años sesenta. Al saber Cayetano de la intención de Javier de recuperar sus viejas fórmulas de vinos, él mismo ofreció su bodega para que allí se elaborara de vermut en devolución de aquel favor y en recordación de esa antigua amistad.

RESERVA DE FAMILIA FÓRMULA 1892 PX

En 1892 Carlos J. Krauel Marra elaboró nuestro primer vermut empleando una fórmula original mediante una selección de esencias y botánicos, y vino Pedro Ximénez

Se trata de un vermut limpio y brillante de color tostado profundo en su parte central y ambarino en el ribete lateral. De intenso olor a especias donde aparecen el cacao, clavo y pimienta negra. Si ahondamos encontramos recuerdos a cáscara de naranja, café y regaliz negro. Con cuerpo debido al empleo de Pedro Ximénez añejo criado en botas de roble americano durante cuatro años y a las propias esencias añadidas. Notas de balsámico y recuerdo a fruta sobremadura, con una graduación alcohólico de 15%.

El actual propietario, y heredero Javier Krauel, nos declara que "somos especialistas en la elaboración de vermut mediante fórmulas exclusivas e históricas de la bodega".

En la conversación que mantenemos con este bodeguero malagueño, nos comenta que el 2021 se presenta muy duro para el sector, y con cierta incertidumbre como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

¿Cuál es el nivel de aceptación por parte del consumidor español a la hora de comprar VERMUT artesanal?

Creo que el consumidor de vermut artesanal es ya, de por sí, una persona muy cualificada en la selección del vino. Conoce las distintas variedades y los matices que puede ofrecer cada casa.

¿Qué papel están jugando las tiendas especializadas en la venta de VERMUT?

Es fundamental la existencia de tiendas especializadas en Vermut por cuanto que es el canal de venta para aquellos que, como nosotros, tenemos unas producciones limitadas. A través de ellos llegamos a un mayor público.

¿Cuál es momento de la elaboración de VERMUT artesanal en España?

Me gustan los vermuts que pruebo de otras bodegas. Hay mucha tradición en algunas zonas de España y eso se traduce en calidad. También me gusta bastante la imagen con la que se presentan algunos vermuts. Se cuida mucho la presentación del producto. El vermut es un vino que permite un amplio abanico en el diseño de sus etiquetas o botellas; desde lo más clásico a diseños más innovadores, y muchos de esos diseños son espectaculares.

¿Cómo llegaste al mundo del VERMUT? ¿Y qué te llevo a dar ese paso?

Provengo de una familia de vinateros alemanes que emigraron a Málaga a finales del siglo XVIII. En Alemania ya se dedicaban al comercio de vinos desde el siglo XVI. Mi familia, durante varias generaciones, tuvo una bodega en Málaga hasta finales de los años 70 del siglo pasado. Elaboraban  Vinos de Málaga que exportaban por Europa.

A comienzos de los años 2000 recibí de mi familia el archivo histórico de la bodega y en el que se encuentran libros de fórmulas y comunicaciones comerciales que datan desde principios del siglo XIX. En uno de esos formularios, que tiene fecha de 1892, y escrito por mi tatarabuelo Carlos J. Krauel Marra,  encontré una fórmula para elaborar vermut y en la que se emplean vinos propios de la zona (PX, Moscatel,...). Las esencias, provienen de la misma casa Italiana -que sigue funcionando- que se compraban en aquella época.

La elaboración de nuestro vermut es artesanal y se realiza por el maestro o capataz de la bodega. Se trabaja en arrobas, se emplea maquinaria antigua y el vermut se macera en botas centenarias.

La etiqueta que empleamos es una actualización de una etiqueta antigua que se utilizaba en los años veinte.

¿Qué es lo más importante a la hora de elegir un buen VERMUT?

Para mi gusto, el vermut tiene que tener un cierto equilibrio entre sus componentes. Pueden destacar aromas, pero que no predominen muy por encima de resto.

¿Qué destacaríais del mundo del VERMUT?

La variedad de matices que puedes encontrar en cada uno de ellos.

¿Y ahora, ¿cuáles van a ser tus siguientes pasos?

Continuar asentándonos con nuestro vermut y empezar a comercializar un vino blanco seco.

¿Cuál es el concepto y la filosofía y de vuestra empresa?

Absoluto respeto hacía el consumidor que se traduce en la calidad de los vinos y el cuidado en la presentación del producto que se ofrece.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1378 veces

Comenta