¿De dónde vienen los vinos?

Javier Campo

Viernes 23 de Octubre de 2020

Compártelo

Leído › 2162 veces

No es como los niños que vienen de París o los trae la cigüeña. Los vinos tienen una nomenclatura para indicar de donde son, aunque, la procedencia no siempre sea sinónimo de calidad, variedad o tipología.

Como todos sabemos, hoy en día se elaboran buenos vinos en cualquier rinconcito del mapa. Después de mucho tiempo, hemos aprendido y, hay vinos excelentes y menos buenos también en cualquier sitio. Normalmente, existe una nomenclatura para clasificar los vinos por su procedencia, como también sabemos todos.

Sin entrar en demasiada complicación con los VT, los VC o los VP, lo más conocido es la IGP y DOP, donde los vinos proceden de una zona geográfica determinada por una región o regiones limítrofes, y suelen estar "gobernadas" por un Consejo Regulador y que realiza las labores de control, regulación y protección.

Los objetivos básicos son la unificación de calidades, variedades, normas, procesos, autorizaciones, supervisión, imagen, procedimientos, etc. en el caso de las DOCa o los VP se amplían aún más las directrices y las exigencias.

Sin embargo, existen varias realidades que rompen con ciertas reglas escritas. Sin ir más lejos, tenemos la DO Cava que tiene mas de un "origen" y se rige por un método de elaboración o vinos que están en DOCa y que sus estándares de calidad son un tanto discutibles.

No hace falta decir tampoco que podemos encontrar Vinos de la Tierra excelentes, muy bien valorados y puntuados y vinos que, sin estar en ninguna "categoría" y al margen de la Denominación de Origen más cercana o incluso dentro del mismo espacio geográfico, pero sin su amparo.

Aceptar o declinar un vino por su procedencia hoy en día es complicado o cuando menos inconsciente, ya que existen muchas bodegas que no quieren estar dentro de una determinada DO o simplemente, se "marchan" y prefieren hacer lo que quieren ellos y no lo que quieren los demás. Hay veces que, el mercado "penaliza" un vino si no lleva el apellido de la DO y, hay veces, en que se convierte en un "potenciador" de la venta.

El tema de las variedades y su vinculación a un territorio en concreto también es controvertido porque algunas variedades se convertirán en "autóctonas" y algunas, aunque pasen muchos años continuaran siendo "foráneas". Esas frases lapidarias "¿De dónde has dicho que es este vino? ¡Pero si allí no tienen ni idea de hacer vino!" o "Los tintos de (x) nunca fallan" o al ver que no tiene DO "ya no está tan bueno" o no tomar un vino de una determinada región por animadversión o diferencia política... Qué triste.

En el vino, ni todo lo etiquetado es ley ni todo lo no ubicado es desechable. Hay que probar y no tener prejuicios.

Javier Campo
Sumiller y escritor de vinos
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2162 veces

Comenta